¡Los “Muertos” están de fiesta!

Por Antonio De Jesús Aguado

 

Epitafio en la cripta parroquial

La muerte es motivo de fiesta; ritos, adornos y diversión. La celebración de la muerte ha llegado y ésta es la fecha en la que los cementerios se llenan de gente, flores, música en vivo y comida. La fecha anual en la que el piso frente al altar principal de la parroquia de San Miguel Arcángel se levanta y muestra a propios y extraños lo que guarda en sus entrañas—incluyendo los restos de un expresidente de México. Durante la fiesta de los vivos, en el jardín principal se colocan ofrendas gigantes y las calles son tomadas por catrinas y catrines de todas las edades, que caminan solemnemente en procesión hasta desaparecer en algún lugar.

El Día de Muertos—celebrado el 1 y 2 de noviembre—fue nombrado en 2003 como Patrimonio Intangible de la Humanidad por la UNESCO. La celebración en México es un símbolo del culto a la muerte y la fascinación que provoca lo desconocido.  Según la tradición, el 1 de noviembre es Día de los Santos Inocentes y en éste vuelven del más allá los niños, por eso las ofrendas en su honor comienzan a colocarse el día anterior y deben incluir muchas golosinas, frutas, comida y juguetes; hasta el medio día llegan todos los niños y adolescentes que no tuvieron relaciones sexuales. En la tarde del mismo día y hasta el 2 de noviembre llegan los adultos.

Ofrendas

Las ofrendas en el Jardín Principal comenzarán a colocarse desde el viernes 31 de octubre a las 9am y están dedicadas a varios personajes que ya fallecieron. Éstas son colocadas por escuelas u organizaciones civiles alrededor del Jardín. La ofrenda principal es colocada en la explanada por la dirección de Educación y Cultura y este año estará dedicado a Tehua, una cantante de música folklórica que vivió en San Miguel unos 20 años y fue querida por los sanmiguelenses. La cantante, calificada por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes como “una de las más destacadas voces de la diversidad cultural mexicana” falleció, víctima de cáncer, el 21 de agosto de este año y sus restos fueron homenajeado en el Teatro Ángela Peralta y después fue cremada.

La ofrenda será inaugurada con una ceremonia autóctona por concheros del Valle del Maíz a las 7pm en la que se hará una invocación a las almas a los cuatro puntos cardinales. Al concluir la bendición,  alumnos del taller de música prehispánica de la casa de la Cultura tendrán una participación que será seguida a las 7:30pm por bailes folklóricos. Más tarde La Calaca Festival—que organiza eventos alternos a los que ya existen en la ciudad relacionados con el día de Muertos—ofrecerá un homenaje a Cantinflas a las 9:45am y concluirá con el sonido del instrumento de cuerdas más grande del mundo “La Mariposa Sónica”, tocada por Andrea Brook.

Catrinas, baile y teatro

El CBTis 60, como parte de la celebración de su 40 aniversario, organizó una semana cultural en la que se incluye—el viernes 31 de octubre a las 7pm—una procesión con más de 200 catrinas que saldrá de Calzada de la Aurora con tambores y mojigangas. Pasarán por Hidalgo, Plaza Principal, San Francisco y Juárez hasta llegar a la plaza cívica donde habrá lectura de calaveras, música en vivo y bailables folklóricos.

Hace trece años, rancho los Labradores organizó el primer desfile de catrinas y de éste se han generado otros. El desfile surgió después de que dos o tres personas se disfrazaron de catrinas y salieran a repartir dulces a los niños. Actualmente, el cupo está limitado a 300 catrinas, que se reúnen en el hotel Rosewood en donde se les ofrece el maquillaje y la bolsa de dulces. Los y las participantes se esmeran en la decoración de su sombrero y los vestidos. Es uno de los desfiles más vistosos que concluye con una cena. La procesión sale de Rosewood el sábado 1 de noviembre a las 7pm y continúa por Aldama hasta llegar al Jardín Principal.

A las 7pm en el Jardín Principal, los alumnos de la Universidad Tecnológica presentarán la obra de teatro “Muerte de mis amores, muerte de mil colores”, escrita y dirigida por Bárbara Euridice Blas Romero. La puesta en escena muestra el apego a lo material y los ideales; aparece la muerte—catrina—que pone en igual condición tanto a ricos como a pobres. La obra “es alegre, es festiva, es hermosa”, dice su directora.

El domingo 2 de noviembre, a las 6pm la casa de la Cultura encabeza un desfile de catrinas que sale del Chorro con destino al Jardín Principal, el recorrido incluye la calle del Parque, Zacateros y Canal.

Cementerios y criptas

Los cementerios, operados por la administración local, abrirán sus puertas de 9am-8pm durante el 1 y 2 de noviembre. Uno de los cementerios con mayor historia, es el de San Rafael, ubicado en el barrio de San Juan de Dios. Que de acuerdo a la historiadora Graciela Cruz, ha estado cerrado por más de cincuenta años y comenzó a operar, precisamente el 2 de noviembre de 1770, recibiendo como huésped a un total desconocido. Este panteón siempre estuvo localizado al lado del hospital de San Rafael—ahora escuela Hermanos Aldama—y de la iglesia. Las fechas en las que recibió mayor cantidad de cadáveres fue entre los años 1785-1786 debido a epidemias y hambrunas. Durante la guerra de independencia allí se enterraron a figuras como José María Arévalo y Miguel María Malo, quien defendió las incursiones en la villa del bandido Bernardo Lara “El Huacal”, que también está allí sepultado.

Bajo el altar principal de la parroquia de San Miguel Arcángel hay un hueco, que guarda en su interior además de restos óseos y cenizas, la frase que el emperador Maximiliano de Habsburgo pronunciara el 14 de septiembre de 1864, cuando visitó el lugar y dijo que la cripta “era digna de reyes”. En este espacio—que se abre el 1 y 2 de noviembre de las 8am-8pm (respetando horarios de ceremonias)—una de las tumbas que más llaman la atención es la del expresidente de México—1830-1833—Anastasio Bustamante, el lugar es fácil identificar porque tiene una bandera mexicana. En el lugar también se encuentra el padre Remigio González, quien recibiera al ejército insurgente en el Santuario de Atotonilco el 16 de septiembre de 1810. Este padre, fue también quien esculpió la imagen del señor de la columna, que se venera en Atotonilco. El comisionado en la villa de San Miguel para la Santa Inquisición, el padre Juan Manuel de Villegas, también se encuentra sepultado en la cripta. La entrada es gratuita.

Encuentra el programa completo de Día de Muertos en Festivales y Eventos de Qué Pasa.

Se ha tenido la creencia de que el 1 y 2 de noviembre los que han fallecido regresan a convivir con los vivos y para invocarlos, tradicionalmente se coloca una ofrenda que debe tener elementos esenciales, si faltara alguno de ellos, el alma del difunto podría perderse no sólo el alma viajera, sino el encanto de la ofrenda. Estos son los elementos y su significado.

Vaso con agua Para que las ánimas mitiguen su sed después del largo camino y fortalezcan su regreso.

Sal Para purificar el alma y que el cuerpo del difunto no se corrompa y regrese el siguiente año.

Veladora Indica a los muertos el camino a sus antiguos hogares.

Incienso Se utiliza para limpiar la casa de los malos espíritus y el alma entre sin peligro.

Flores Indican festividad y son para tener contentos a los visitantes.

Petate Sirve como mantel para colocar la ofrenda y para que los muertos descansen.

Perro En las ofrendas de los niños para que se sientan contentos al llegar al banquete y para que al regresar al Mictlán, el perro les ayude a cruzar el caudaloso río Chiconauhuapan.

Pan Agregado por el catolicismo, representa el cuerpo de Cristo.

Caña y pan Representan los tzompantlis. El pan representa los cráneos de los enemigos vencidos y las cañas las varas en las que se ensartaban.

Elementos opcionales

Retrato de la persona en honor a quien se coloca la ofrenda—éste debe estar escondido y sólo debe poder verse por un espejo, indicando que la persona se puede ver pero no existe. Se puede agregar cualquier tipo de comida pero el más clásico es mole con pollo o guajolote. Se ponen tamales, atole, chocolate y licor (para los adultos). Se pueden agregar alfeñiques, papel picado de diferentes colores y cualquier otro elemento.

Según el CDI (Consejo Nacional para el Desarrollo de Pueblos Indígenas) en la cultura mesoamericana los cuerpos se incineraban y el alma encontraba su destino, que según la mitología, el alma podía ir a tres lugares: Tlalocan (paraíso del dios de la lluvia) si la persona había fallecido por ahogamiento; Las mujeres muertas durante el parto y los guerreros caídos en batalla se iban al lugar que habitaba el dios Sol Huitzilopochtli; mientras que al Mictlán iban quienes morían por cualquier otra causa. El viaje al Mictlán era largo; el alma cruzaba ríos, montañas y vientos de navajas, entre otros obstáculos; siempre conducida por un perro. Después de unos años, el alma se disolvía.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg  photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove