photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

La Virgen de Loreto, patrona de San Miguel

Por Antonio De Jesús Aguado

Previo a las fiestas patrias y regionales, anualmente, desde hace unos trescientos años, una de las imágenes religiosas más celebradas es la Virgen de Loreto.

La imagen de la Virgen de Loreto se encuentra por toda la ciudad, incluso una calle y un barrio llevan su nombre. También hay una capilla virreinal dedicada a ella sobre el camino a la Cieneguita, en el Santuario de Atotonilco, en el Oratorio y en el templo de La Ermita, al cual llegó originalmente la primera escultura de esta virgen italiana.

La devoción de la imagen data del siglo XIII (1291 aproximadamente), cuando la casa en donde nació la Virgen María y además se dio la “encarnación del verbo divino”, era ocupada por esclavos turcos, y por ello fue trasladada a Loreto Italia y colocada en un huerto de laureles (loretum)—de allí su nombre.

La representación de la Virgen (que carga a un infante) no tiene brazos y existen dos versiones que explican la falta de sus extremidades. La primera historia, establece que ángeles y serafines trasladaron la Santa Casa de Nazaret a Italia, y durante el trayecto, la virgen prestó sus brazos para la gran empresa. La segunda versión establece que: una familia poderosa de Italia pagó para que cada piedra de la casa fuera trasladada a Loreto Italia, debido a que había sido profanada.

Información de la historiadora Graciela Cruz anota que el origen de la virgen en San Miguel está vinculado a la familia de la Canal, que viajó a la Villa de San Miguel el Grande. El padre Josué Rodríguez del Oratorio dice que la Virgen, que está en esa iglesia (en la Santa Casa de Loreto) llegó a la Villa entre 1734 y 1736 y fue traída desde Italia.

De acuerdo con la historiadora, en el actual templo de La Ermita se construyó una pequeña capilla para que la imagen—que llegó desde Europa a México por el puerto de Veracruz y luego por tierra a la Villa—descansara; allí la imagen se descubrió y fue adornada para ser llevada en andas a la Santa Casa de Loreto “con toda la solemnidad que ameritaba por ser la madre de Dios; por la importancia de la familia De la Canal  y por la entronización de la imagen en la Santa Casa”.

Más tarde en La Ermita se hizo una iglesia, donde se honra a la Virgen desde hace más de 200 años, según los registros, indicó Graciela Cruz. Los rasgos de la Virgen en esta iglesia son más mexicanos.

Cruz comentó que la festividad de la Virgen era la más importante de San Miguel en el pasado ya que el 8 de septiembre de 1836, el cabildo español de San Miguel el Grande declaró a la Virgen de Loreto como Patrona Excelsa de la Villa, por eso su fiesta se celebra en septiembre, para celebrar su jura como patrona. Este nombramiento impactó a la población nativa “pues la Virgen era la patrona y debía venerarse como tal”. Según Cruz a la Virgen se recurría en momentos críticos cuando se padecía enfermedades o sequías, también se le pedían favores especiales como el buen temporal.

Consulte el programa de las festividades en Qué Pasa.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove