Contaminación del agua en San Miguel

Por  Sandra Ríos

Los recursos hídricos de México están amenazados por escasez, mala calidad, contaminación y falta de tratamiento. Los acuíferos que durante años se recargaron con aguas superficiales, hoy se encuentran a niveles bajísimos sin la capacidad de recarga, además de estar contaminados con minerales naturales tóxicos, consecuencia de la sobreexplotación principalmente por la agroindustria. La Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) estima que la mitad de toda el agua superficial que eventualmente alimenta los acuíferos, se encuentra muy contaminada.

Recientemente se completaron estudios de la calidad del agua a cargo del Dr. Marcos Adrián Ortega Guerrero, ingeniero geólogo y director del Centro de Geociencias de la UNAM, en la región de la Cuenca de la Independencia, conocida como Cuenca Alta del Río la Laja, donde se encontraron cincuenta y cinco comunidades con pozos contaminados, y dentro de ellas, quince casos con niveles de arsénico por encima de la norma mexicana. Ante esta situación CODECIN (La Coalición en Defensa de la Cuenca de la Independencia)  teme que cada vez sean más personas las que sufran consecuencias de mala salud, provocada por los niveles de minerales tóxicos presentes en el agua. Se han encontrado índices muy superiores a la norma con arsénico – que es cancerígeno – y fluoruro – que puede ocasionar daños al sistema nervioso central y que reduce el coeficiente intelectual así como pérdida de dentadura y osteoporosis.

Las zonas afectadas son San Felipe; Dolores Hidalgo; San Diego de la Unión; San Luis de la Paz; Dr. Mora; San José Iturbide y San Miguel Allende, así como parte de los municipios de León, Ocampo y Guanajuato capital.

El Observatorio Ciudadano del Agua y Saneamiento en San Miguel de Allende, creado hace tres años y que trabaja en conjunto con Audubon, Salvemos al Río Laja, Amigos de la Presa, El Charco del Ingenio, Catis, Vía Orgánica, Centro de Atención para Adolescentes y gente de la ciudadanía, fomenta el monitoreo y evaluación ciudadana, el diálogo con las autoridades y la atención a problemas concretos y específicos sobre el tema del agua. Impulsan el trabajo social en las comunidades rurales, haciendo tareas como la reconversión de suelos, rehabilitación de ríos, monitoreo de flora, fauna,  brindando información y tecnologías alternativas. Han desarrollado campañas de comunicación y educación con materiales educativos dirigidos a niños y jóvenes tanto de San Miguel como de la Cuenca, en donde a través de juegos dinámicos aprenden que es una Cuenca, el ciclo hidrológico, de dónde viene el agua que consumen y hacia dónde va.

También el Observatorio junto con Salvemos el Río Laja y el Charco del Ingenio están siendo partícipes de un proceso para logar la declaratoria como Área Natural Protegida a el Volcán de los Picachos, para que entre otras cosas sea una fábrica de agua y un regulador de temperatura.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg  photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove