photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

No más cohetes en San Miguel

Por Antonio De Jesús Aguado

Una carta que llegó a la redacción de Atención sugiere que, a la mayor parte de la comunidad mexicana y extranjera en la ciudad, no le gustan los cohetes, sobre todo por la madrugada, y por ello pide que se firme una petición que llegue a las autoridades municipales para que tomen cartas en el asunto y de una vez por todas se impida la quema de pólvora.

“Hacer cumplir fervientemente las ordenanzas de reducción de ruido de la ciudad”, señala el documento. El texto indica que las explosiones son innecesarias y sin sentido, argumenta que el ruido es dañino para la salud y bienestar de los residentes y que daña la tranquilidad de los vecinos. Agrega que el ruido de esos explosivos devalúa las propiedades cercanas a las colonias donde se queman y daña la reputación de San Miguel como el mejor lugar para vivir. Algunos sanmiguelenses hablan al respecto.

Eleazar Romero, abogado y tradicionalista

La quema de cohetes es una tradición que viene desde el siglo XVI y es una expresión de sentimientos de algarabía y fiesta pero también significan purificación; con los cohetes se libera al pueblo de los malos augurios. La costumbre fue traída por los españoles. Los prehispánicos querían estar en contacto con Dios, y encontraron en los cohetes la forma de llegar a él, además en algunos casos se usan para atraer la lluvia. La ciudad es reconocida por su alegría y por los cohetes.

Aquellos que quieran eliminar la tradición, no tienen que dirigirse al municipio—que da una gran acogida a la tradición—porque éste no autoriza las explosiones sino la Secretaría de la Defensa Nacional, a quienes deben pedir una justificación de por qué sí o por qué no quemar pólvora. A quienes les moleste el ruido, que usen tapones, porque en San Miguel vamos a defender y a conservar nuestras tradiciones.

Gloria Navarrete, maestra de danza

La quema de pólvora es una tradición muy arraigada y eliminarla será imposible. Ya en varias ocasiones se ha discutido ese tema y nunca ha tenido resultado porque los sanmiguelenses nos oponemos. Si a alguien no le gusta, entonces que busque otro lugar para vivir. “A donde fueres, haz lo que vieres”.

Soledad Hernández, capitana de danza azteca de la colonia San Antonio

Los sanmiguelenses somos quienes mandamos y ni siquiera los presidentes han podido eliminar la tradición. El favor de eliminar los cohetes no se los haremos, la tradición sólo la quita Dios.

Alex Rojas, danzante de la cieneguita

No creo que logren nada con sus peticiones, porque a los que somos sanmiguelenses de nacimiento nos gustan nuestras tradiciones y participamos en ellas, los mexicanos estamos acostumbrados al ruido y no creo que logren su cometido.

Natividad Jaramillo, capitán de danza indígena del Valle

Nosotros no vamos a otros países a tratar de eliminar sus tradiciones, y si lo hiciéramos nos juzgarían locos. Quien llega a San Miguel debe respetar las tradiciones. No creo que logren nada con su carta.

Marisol Vidargas, miembro del grupo Tradicionalista

Sean extranjeros o nacionales, visitan San Miguel y les encanta, y cuando llegan quieren modificar lo que no les gusta. Me sorprende y me da risa porque los cohetes son parte de San Miguel. Molestan al oído pero no sería San Miguel sin los cohetes. No conozco mexicanos que estén en contra de los cohetes. “A la tierra que fueres… Si no les gusta las puertas están muy grandes”.

La carta señala varias de las “supuestas” razones por las que se queman los cohetes y remata diciendo que es tiempo de pedirle a las autoridades municipales que intensifiquen los esfuerzos para proteger la salud y tranquilidad de todo en San Miguel de Allende y no dejar que pequeños grupos de individuos “dañen la calidad de vida en esta hermosa ciudad”.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove