photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

En Tierra Blanca, se respira el cáncer

Por Antonio De Jesús Aguado

En Tierra Blanca de abajo la gente muere a causa de mesotelioma—tumores en los pulmones—provocado por un mineral de la zona llamado erionita, que se respira y se instala en las membranas que cubren los pulmones causando cáncer y muerte. Sin embargo, de acuerdo con los habitantes, las autoridades de ningún nivel, han puesto atención seria al caso.

Tierra Blanca es una comunidad donde la tierra es fértil y la gente tiene huertas en los traspatios de sus casas; una comunidad que tiene agua potable—contaminada con flúor o incluso arsénico—pero a falta de drenaje y baños secos se defeca al aire libre. Tierra Blanca es una “rancho”, como lo llaman los habitantes, donde los más de quinientos habitantes se conocen y saludan “buenos días” a propios y extraños que pisan la tierra que fue saqueada.

A esa comunidad se llega de tres formas: en taxi por 250 pesos, en camión por 20 pesos o caminando desde la Cruz del Palmar por más de 40 minutos. El río San Damián separa a Tierra Blanca de la comunidad de El Espejo, que están conectadas por un puente colgante desde hace unos seis años, y en tiempo de lluvia es la única forma de salir de Tierra Blanca, en auto es imposible pues no hay un puente vehicular.

Costumbres bien arraigadas, maleficio vs ciencia

En las casas—donde viven varias familias—las mujeres  aún se reúnen para hacer las tortillas e informarse de lo que ha pasado en la comunidad. Uno de los temas que más se comentó en los últimos meses fue el de “cáncer de pulmón”. La señora Consuelo Colunga dejó sus actividades para platicar con Atención. Dijo que hace unos 50 años, había un señor llamado Miguel Malo, que llegó a la comunidad pidiendo a la gente que excavara para ver qué podían encontrar en los coecillos—zonas arqueológicas—ya que lo que encontraran—objetos de barro, cuchillos, cuentas—todo “era muy bien pagado en San Miguel”. Así la gente comenzó a excavar y encontraban cuchillos de pedernal, cuentas de piedras preciosas, utensilios de cocina y “hasta las calaveritas. Yo me acuerdo muy bien”, comenta la señora Colunga, quien tiene clara la imagen de unos cuchillos muy grandes que su papá guardaba en la casa. “Cerca del río exhibían todo lo que habían encontrado y don Miguelito llegaba, tomaba fotos, pagaba unos cien pesos y comenzaba a empacar, dicen que todo se lo llevaba a Europa”, comentó la señora, “hasta que lo descubrieron que contrabandeaba y solito se mató”.

Graciela Martínez, directora del CEDESA (Centro de Desarrollo Agropecuario y Rural A.C) dijo para Atención que en 2008 esa organización llegó a la comunidad de Los Torres para construir cisternas de captación de agua de lluvia, y en 2010, debido al interés de la gente de Tierra Blanca por las cisternas organizaron una reunión, sin embargo, la preocupación no fue captar agua de lluvia, sino conocer las causas de “mortandad” que existían en la comunidad, estaban asustados y creían que era un maleficio por haber profanado las tumbas de los antepasados. Por ello comenzaron a trabajar con la administración local y el doctor Adrián Ortega Guerrero del Instituto de Geociencias de la UNAM Juriquilla, quien ya había hecho varios estudios sobre la calidad del agua.

En 2013 en la revista Environmental Geochimistry and Health se publicó que se condujeron varios estudios en el área donde cáncer de pulmón y mesotelioma maligno (MM) son las principales causas de muerte; se encontró erionita en el área. Se indicó que los resultados muestran que las características físicas y químicas de la erionita cerca de San Miguel de Allende son similares a la erionita de la región de Capadoccia en Turquía donde ese mineral está asociado con mesotelioma maligno. “La presencia de erionita y el tipo de enfermedades respiratorias que ocurren en la villa, sugieren la necesidad de estudios detallados de salud”, indica la publicación.

El estudio también sugiere quegranos finos de la erionita están en el adobe utilizado en el pasado para la construcción de casas, así como en las áreas recreativas. Ello debido a la erosión. También indica que podrían estar afectandas a trece comunidades río abajo hacia la Presa Allende.

Los casos

Familias completas han muerto por cáncer de pulmón, así lo manifiestan los habitantes de Tierra Blanca. Dicen que el cáncer aparece en gente mayor de 20 y menor de 50 años. Una vez que aparece “mueren rápido, no viven más de tres meses”, indican.

A la orilla del río, se encontraba la señora Carmela Arana—no recuerda su edad—con su nieta Fátima de nueve años. La madre de Fátima falleció hace tres años “dijeron que era del pulmón” comenta la señora Carmela, por lo que ahora Fátima vive con ella. En una casa cercana al río, vive la señora Toña, que se hizo cargo de Elizabeth—10años—hace dos años debido a que su nuera murió a los 22 años “del mismo problema” dijo.

Uno de los síntomas dicen los vecinos “es un dolor en el brazo derecho, de pronto ya no lo pueden mover, comienzan a toser y ya no se recuperan, no viven más de tres meses”. La señora Vicenta Ramírez Delgado dice que su esposo murió hace once años y comentó que los miembros de la familia vecina murieron por cáncer, uno cada año, dijo—nueve miembros—los papás y los hijos y aunque algunos se fueron a México, Querétaro o San Luis Potosí, allá murieron. El último caso de muerte que se dio, indicó, fue el fin de semana en la frontera. Lo anterior, debido a que la gente que puede se está yendo de la comunidad para no morirse “pero da lo mismo, si la enfermedad ya la tenemos, donde sea nos vamos a morir”, dicen las mujeres más ancianas.

La veta sería dañada por la autopista Guanajuato-San Miguel

El líder otomí Magdaleno Ramírez, quien se ha opuesto junto con las comunidades indígenas a la construcción de la autopista Guanajuato San Miguel de Allende, dijo para Atención que “la veta de erionita” está a unos dos kilómetros al norte de Tierra Blanca. Ramírez indica que los estudios no han determinado el tamaño de la veta, y por eso teme que la construcción de la autopista pueda diseminar la erionita en el ambiente y que el cáncer de pulmón se convierta en un problema de salud pública por la exposición al mineral; y no únicamente para los habitantes de la zona, sino para los trabajadores que la construyan.

Por otro lado, el director de comunicación Social de la Secretaría de Obra Pública del Estado, David Olivier, aclaró para Atención que la SOP está cumpliendo con todos los requisitos que el juez ha solicitado para poder continuar con la licitación de la obra, y agregó que es una estrategia de Magdaleno Ramírez para detener la construcción. Agregó que ya la Secretaría de Salud del Estado está preparando un proyecto de atención a la comunidad.

Por otro lado, los habitantes de Tierra Blanca dijeron que la propuesta de salud fue únicamente que si van enfermos a cualquier hospital “recibirían atención inmediata”, sin embargo aclararon “queremos un estudio a fondo para saber si estamos o no enfermos”.

La solución

Hasta el momento no existe una solución al caso. La Secretaría de Salud del Estado, dijo que ya preparan una respuesta para los medios de comunicación que han solicitado información al respecto y lo enviarían en los siguientes días. Entre tanto, de acuerdo con la gente de CEDESA, ahora se recomienda empedrar las calles del lugar y repellar las casas de adobe.

“No nos iremos de la comunidad”, aseguran los habitantes, quienes quieren morir en su tierra, donde tienen sus parcelas, su ganado y su familia.

Los nombres de los habitantes fueron sustituidos por alias.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove