photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Kids First, cambiará vidas por 10 años más

Por Antonio De Jesús Aguado

En 10 años Kids First ha cambiado tanto la vida de niños que necesitaban cirugías ortopédicas, como la de sus familiares. Este año el grupo llegó a las mil cirugías y el doctor Billy Andrews, encargado de la misión anual en San Miguel, aseguró que está listo para seguir trabajando en esta ciudad mágica durante 10 años más.

Este año el equipo compuesto por 32 personas-entre cirujanos, anestesiólogos y enfermeras—trabajó en el Hospital General durante sus vacaciones, realizando operaciones de pies, dedos, antebrazo, brazo, hombro, cadera, rodilla, tibia, peroné, tobillo y dedos del pie a niños menores de 18 años, que vinieron a San Miguel de todo el estado de Guanajuato. La remuneración a la labor altruista de los médicos  fueron las muestras de cariño, que año con año, los niños recuperados mostraron al equipo de Kids First.

“Hay dos números mágicos en 2014”, dice el doctor Roberto Maxwell, responsable de que la organización haya llegado a San Miguel. “El primero es que en 2013 se alcanzó el número de mil cirugías y este 2014

se cumplen 10 años de que Kids First llegó al municipio”. Maxwell aseguró que los cirujanos cuentan con historias de éxito debido a que impactan la rutina de los niños y de sus familias. Según Maxwell, hay ocasiones en que los niños no pueden caminar por diversas razones, lo que les impide ser independientes y después de la operación, éstos pueden tener una vida normal; asistir a la escuela o jugar con otros niños e incluso, el miembro de la familia que cuidaba del paciente, puede trabajar o realizar otras actividades, aseguró.

Roberto Maxwell dijo que el primer año que la organización vino a la ciudad fue complicado, porque desconocían los trámites que debían hacer ante la COFEPRIS (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios), con el municipio, salubridad y aduanas. Después de nueve años existe experiencia y saben que la presidencia municipal realizará los trámites necesarios para importar el material quirúrgico y lo trasladará al municipio. Maxwell con apoyo de voluntarios  realiza trámites para legalizar la jornada y conseguir traductores para que sean los intérpretes de los doctores. Este año los médicos llegaron el sábado 17 de mayo e inmediatamente el domingo, en el DIF municipal, realizaron una revisión de más de 300 niños, que fueron canalizados por distintos DIF del estado, para elegir a aquellos que eran candidatos a cirugía. Desde ese momento, varios voluntarios comenzaron a hacer sus labores, entre ellos una pareja originaria de Tamaulipas, quienes cada año vienen a San Miguel para traer material didáctico y entretener a los niños, durante la jornada de revisión que dura hasta nueve o diez horas.

Los diez años de experiencia le han dado, no sólo a Kids First, sino al Hospital General las herramientas para tener una mejor organización. En el pasado, por ahorrar dinero—ya que las personas que se benefician son de bajos recursos—venían con dos o tres niños en un taxi, sin tomar en cuenta que al final, si el niño estaba enyesado sería muy incómodo viajar con tan poco espacio. También hace algunos años la gente que venía no traía dinero ni para comprar alimentos, los carros del sistema DIF en los que venían o se descomponían o no venían por los pacientes. Actualmente, eso ya no ocurre.

El doctor Jorge Vidargas, director del Hospital General Felipe Dobarganes, también comentó que las funciones del hospital no se detienen, pues antes de que llegue Kids First, trabajan las cirugías programadas y un quirófano se deja libre para emergencias. “Pero el hospital sigue operando normalmente”, aseguró.

Los doctores hablan

Billy Andrews dijo para Atención que este año 32 personas integraron el equipo provenientes de 15 estados de Estados Unidos y precisó que año con año crece el nímero de participantes.

El doctor también comentó que se siente muy contento en San Miguel porque la gente es muy amigable y remarcó que se sienten muy seguros. “México es como cualquier otro país”, al referirse a las cuestiones de seguridad.

El doctor dijo que en 2013 hicieron 100 cirugías y que esperaba realizar 120 en 2014 debido a que hubo muchos niños que acudieron a la revisión y que necesitan cambiar su vida con una o múltiples cirugías.

Los médicos que vienen a la ciudad lo hacen durante su periodo vacacional en Estados Unidos, y aunque se ven sólo una vez al año, lo que facilita el trabajo es que la mayoría ha trabajado en el proyecto desde el inicio. El equipo se reúne una vez al año con el único objetivo de cuidar a los niños.

Para Andrews todas las historias son de éxito, debido a que cada año recibe cartas, correos e incluso visitas de pacientes, que se han recuperado gracias a una cirugía. El doctor finalizó diciendo que espera trabajar diez años más en San Miguel y no tener que migrar la misión a otro país.

Stephanie Mayer, la voluntaria más reciente en el equipo, dijo que desde el lunes 19 de mayo realizaron de quince a veinte cirugías por día. Agregó que se unió a la misión porque es una forma en que los niños de escasos recursos, pueden obtener la cirugía que necesitan, ya que el acceso a la salud es muy complicado. Comentó que espera seguir trabajando por muchos años con la organización y aumentar el número de cirugías anuales. Expresó su alegría por la hospitalidad de los sanmiguelenses.

Por su parte el cirujano Chris Stuz dijo que es su quinto año con el grupo y que hay un enorme apoyo por el hospital general. Comentó que el equipo es increíble y que sigue creciendo. Preciso que es gratificante hacer el trabajo que amas. San Miguel es una ciudad genial con gente excepcional, espero que nos sigan recibiendo de esta manera cada año”, finalizó.

Organización con historia y experiencia

El doctor Billy Andrews y Gregory Menzio han trabajado por varios años en Healing The Children, realizando cirugías a niños en países como Guatemala, República Dominicana, Brasil y Colombia. Años después, debido a que tenían su propio equipo quirúrgico, decidieron independizarse y formar una asociación sin fines de lucro—Kids First. Al principio trabajaron en República Dominicana, donde el apoyo era incondicional, de acuerdo con el Dr. Andrews, pero el lugar se volvió muy peligroso y por eso otros lugares  que fuera similar a Colombia (Colombia o Dominicana?). Fue entonces que realizó un viaje a San Miguel de Allende, donde conoció a la señora Lucha Maxwell del entonces Centro de Crecimiento, y al Dr. Roberto Maxwell, entre otros. Andrews visitó la ciudad cuatro ocasiones más y se dio cuenta que San Miguel era el lugar que estaban buscando para realizar su trabajo.

La ciudad se apropió de la misión, pues inmediatamente ofrecieron apoyo de traducción, transporte, hospedaje, alimentación y más. Por eso decidieron instalarse en San Miguel a partir del año 2004. Además por la cercanía entre San Miguel y Tennessee, el envío del equipo quirúrgico a la ciudad es menos costoso.

 

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove