photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Tamales tradicionales del Mercado Ignacio Ramírez

Por Jade Arroyo

En México, los tamales forman parte importante en la dieta de la gente y son muy populares en fiestas y celebraciones; hasta como alimento diario (desayunar tamales y atole es un clásico). Se podría escribir una enciclopedia sobre los tamales por su enorme variedad; algunos nombres para tamales según la región son: zacahuil, corundas, pata de burro, nacatamales, chak chak wah, buulil wa, kehil uah, chanchamitos, uchepos, canarios, juacané, xocotamales y a la torta de tamal y bolillo se le conoce como guajolota. Por tamal (del náhuatl, tamalli) entendemos un alimento con base en la masa de maíz, relleno de diversos ingredientes, envuelto a manera de paquete en hojas vegetales, para posteriormente ser cocido al vapor.

El origen prehispánico de los tamales está documentado y muchos de los tamales que consigna tenían un carácter ritual y abundan los que se vinculaban a ritos funerarios, costumbre heredada hasta la actualidad. En México continúa usándose en las ofrendas del Día de Muertos, y el 2 de febrero Día de la Calendaría.

En San Miguel hay muchos puestos de tamales, pero uno muy especial es el que está en el mercado, con mesa y sillas para sentarse y disfrutar por el módico precio de siete pesos cada uno. Con 16 años de tradición, el negocio fue fundando por doña Alicia Chávez. Tamales y atoles Doña Ali nos abrieron las puertas de su casa y nos enseñaron como día a día preparan estos ancestrales bocadillos. Doña Alicia y sus hijos preparan a diario entre 250 y 300 tamales y varias decenas de litros de atole. Hay tamales verdes y rojos con pollo, rajas con queso, rojos con queso y dulces; atole de chocolate, guayaba, galleta, arroz con leche, blanco y cáscara. Se los puede encontrar todos los días de 8:30am a 1pm. También te pueden hacer pedidos para tus fiestas, llama al 154-8043.

Tamales rojos de pollo

(15-20 piezas)

1 kilo de masa
1 taza de manteca de cerdo
1 cucharada de sal
1 cucharada de polvo para hornear
Hojas secas de maíz remojadas en agua caliente
Agua suficiente para la vaporera
Para el relleno:
750 gramos pollo desmenuzado
2 hojas de laurel
1/2 cebolla
4 ajos
Para la salsa:
1/2 kilo de jitomates
5 chiles de árbol
1 cucharada de fécula de maíz

Preparación:

En otra olla con agua hirviendo, cuece los jitomates junto con los chiles durante cinco minutos. Licua con un poco de agua y reserva. En un tazón o recipiente grande, mezcla la masa, manteca, sal y polvo de hornear. Amasa bien hasta lograr una consistencia suave y sin grumos. Agrega un chorrito del caldo de pollo o puerco para trabajarla más fácilmente y mantenerla ligeramente húmeda.

Coloca una bolita de masa en la hoja de maíz y presiona suavemente hasta formar una tortilla gruesa, coloca el pollo al gusto y cubre con una cucharada de la salsa preparada.

Dobla la parte inferior de la hoja y cierra los lados. Repite el procedimiento hasta terminar con el relleno. Coloca los tamales en una olla vaporera con suficiente agua. Cuece a fuego medio-alto durante 1 hora, o hasta que al insertar un palillo en el centro del tamal, éste salga limpio.

*En San Miguel puedes comprar la masa para tamal en El Molino de Calzada de la Estación.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove