Exigen justicia en la Colonia San Luis Rey

Por Antonio De Jesús Aguado

Vecinos de la colonia San Luis Rey piden al Ministerio Público que “haga su trabajo”. Ello, debido a que últimamente, en el lugar, se han encontrado animales domésticos (perros) torturados, muertos y mutilados y temen que esta situación empeore poniendo en peligro no sólo a los animales de la colonia sino también a sus habitantes.

Sin embargo, aunque los vecinos han dicho que han reportado el problema ante el Ministerio Público, el Subprocurador de Justicia René Urrutia negó que haya denuncias oficiales. Por otro lado, el director de Seguridad Pública, Gabriel Arturo Yáñez, dijo que se han recibido quejas sobre los hechos, sin embargo, las denuncias se han hecho demasiado tarde.

La colonia San Luis Rey está ubicada en el lado norte de la ciudad, donde alrededor se encuentran otros vecindarios como: Montes de Loreto, Santa Cecilia, Francisco Villa e Insurgentes, entre otras. De acuerdo con el INEGI y la SEDESOL, es una zona de alta marginalidad. La población en el área es de aproximadamente 10,000 habitantes. Cerca de la colonia, también hay un centro comunitario en el que se ofrecen clases de inglés, computación y música a unos 40 niños, sin embargo, no existen programas dirigidos a los jóvenes. Este centro es subsidiado por el gobierno del estado.

El hecho

La señora Rosa Alvarado (alias), miembro de un grupo de protección animal—que reúne a unas 20 personas de la colonia San Luis Rey— en representación de esa organización, dijo para Atención que de enero a la fecha, varios vecinos han encontrado los cuerpos de perros mutilados en los caminos de terracería de esa colonia. Aclaró que en varias ocasiones han reportado el hecho a las direcciones de Ecología y Seguridad Pública, sin embargo la respuesta ha sido que no pueden hacer nada, debido a que las víctimas son animales. Según Alvarado, quien comete estos crímenes, es un grupo formado por unos veinte menores de edad, quienes son miembros de pandillas y además sufren de adicciones.

“Es demasiado lo que se ha visto últimamente contra los animales en la colonia” dijo Regina Juárez (alias) otra vecina. “Es muy salvaje, pero es lo que tenemos aquí,” aclaró. Desde su punto de vista, dijo, no lo siente por los animales pues éstos ya no están sufriendo, sino por los jóvenes que realizan esas prácticas y que más tarde, teme, las podrían llevar a cabo en un ser humano. La señora Regina mostró a Atención desde su cámara digital, imágenes de animales que ella misma encontró mutilados y mencionó la existencia de un video que muestra cómo apuñalaban a un perro—vivo— que fue puesto en la red y bajado unos días después; gracias a éste, los vecinos pudieron identificar a tres de los agresores, a quienes denunciaron en la Subprocuraduría de Atención Integral Especializada para Adolescentes, sin embargo no les prestaron atención. Juárez también mencionó que en varias ocasiones acudieron al Ministerio Público para tratar de hacer la denuncia formal, pero los agentes de esa dependencia les dijeron que no podían hacer nada porque se trataba de animales y no había ley que los protegiera.

La señora Juárez agregó que en la colonia existen alrededor de 10 pandillas, sin embargo, sólo es una la que está causando el desorden. Remarcó que en una ocasión, uno de los miembros de la banda, bajo los efectos de alguna droga, mató a pedradas a un can sobre la banqueta, a la vista de todos. “Le llamamos a Seguridad Pública y a Ecología, pero ya no quieren venir porque luego resultan agredidos” dijo Juárez, quien también mencionó que los padres de esas personas saben lo que sus hijos hacen pero siempre los defienden y agreden a quien quiere hablar con ellos.

Por lo anterior, los vecinos piden que el alcalde “que es muy recto y consciente” los ayude, ya que tienen las pruebas, dicen, para que el Ministerio Público los tome en cuenta e inicie la investigación; y remarcan, “nosotros no podemos exigir que se haga justicia, porque en el MP no nos hacen caso, nos tratan mal y nos regañan”.

El martes 29 de mayo, vecinos de la colonia llamaron a Atención para informar que un burro había sido mutilado. Atención visitó el área donde se dijo estaba el animal, sin embargo lo único que encontró fue a tres personas drogándose y bañándose en las instalaciones de un pozo del SAPASMA denominado “Mexiquito II”. El área está bandalizada e incluso, la malla que cubría el área del pozo a cargo del sistema de agua fue robada. Personal de esa dependencia dijo para este medio que ellos no tienen conocimiento de que personas se droguen en esa área y lo único que compete a ellos es el correcto funcionamiento del pozo, aunque aclararon, ya se hizo una denuncia ante el Ministerio Público en contra de quien resulte responsable por el robo de la malla de ese espacio que no tiene velador.

Las autoridades hablan

El director de Seguridad Pública aclaró que se han recibido unos tres reportes en el sistema de emergencias 066, sin embargo éstos se han hecho fuera de tiempo. Hasta tres días después han llamado los vecinos para reportar a personas que supuestamente realizaron los actos delictivos; por esa razón y debido a que no hay flagrancia, los oficiales de policía no pueden actuar. El director aclaró que así como Atención, recibieron el reporte de un asno mutilado, sin embargo, no se encontró nada en el área indicada.

Sobre el temor de los ciudadanos de que después de experimentar esos actos con animales, los miembros de las bandas pueden convertirse en un peligro potencial para los humanos, el director reconoció que no es una conducta sana psicológicamente hablando, pero aclaró que el maltrato a los animales no es fundamental para que se llegue a la privación de la vida humana, y se atrevió a afirmar que “la mayor parte de los homicidas recluidos en el estado de Guanajuato, no habían practicado crueldad con los animales”.

Lo que dice la ley

El Reglamento Para la Protección de los Animales de San Miguel de Allende, prohíbe en su artículo 35 el uso de solventes, venenos corrosivos, materiales y armas punzo cortantes, entre otras para producir daño a los animales con fines de exterminio o agresión. Además, en su artículo 73 señala que las sanciones van desde apercibimiento hasta una multa equivalente a uno o doscientos salarios mínimos.

El cumplimiento de ese reglamento corresponde a la dirección de Medio Ambiente y Ecología. El regidor José Luis Zavala Rosiles, dijo que si realmente los elementos de Ecología le han dicho a la gente de la colonia San Luis Rey que “no pueden hacer nada”, éstos pueden ser denunciados ante la contraloría por la omisión, y esa dependencia iniciaría un procedimiento de investigación para sancionar a los funcionarios públicos. El Lic. Jaime Morales de la contraloría dijo que la denuncia o queja es muy sencilla, sólo hay que acudir a la contraloría y el procedimiento es muy similar al del MP.

Por su parte, el subprocurador de justicia aclaró que esas prácticas contra los animales son un delito, y así están tipificadas en el capítulo IV, artículo 297 y 298 del Código Penal para el Estado de Guanajuato. Urrutia aclaró que el código no incluye una pena privativa de la libertad contra quien cometa esos actos, sin embargo las sanciones van desde una multa de 10 a 100 salarios mínimos, a quien dolosamente cause la muerte a un animal vertebrado o hasta noventa jornadas de trabajo comunitario.

Reiteró que en ese Ministerio Público no se ha recibido ninguna denuncia formal por los hechos, aún y cuando existen reportes de que el delito está sucediendo. Sin una denuncia formal, aseguró, no se puede iniciar una carpeta de investigación. Remarcó que no descarta la posibilidad de que los vecinos de la colonia San Luis Rey se hayan presentado a las oficinas de ese MP y que los agentes por desconocimiento de la ley los hayan mal informado, ya que la adición del artículo cuarto al código penal es reciente pues entró en vigor en diciembre de 2013, pero precisó que se atenderá inmediatamente el asunto para que los agentes conozcan la ley.

Urrutia aclaró que aunque a pesar de que no existe la denuncia oficial, ya están conduciendo una “investigación no formal” tratando de verificar los hechos. Agentes del MP han ido a la colonia cuando se han dado los reportes para verificar si hay evidencia del delito, pero no han encontrado nada. En cuanto se encuentren las evidencias dijo, se iniciará la carpeta de investigación.

De último momento, el director de Ecología, Víctor Velázquez, mencionó que en su dirección no han recibido reportes telefónicos ni por escrito. Dijo que los empleados de esa dependencia conocen el reglamento que estima multas hasta por 10 mil pesos tratándose de maltrato animal y que desde el año pasado han estado colocando carteles en el municipio con el número de emergencia para reportar el delito.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg  photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove