photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

El Café de la Mancha

Por Jade Arroyo

El Café de la Mancha es un lugar que tal vez pase  inadvertido a primera vista (sobre todo al turista distraído), pero cuya popularidad avanza de una manera sutil y discreta. Con clara referencia a la obra cumbre de Cervantes, el nombre vino del habitual sello dejado por una taza en la mesa. Paloma y Christian son los dueños/baristas/chefs/anfitriones del café, quienes afirman que la cafetería nació de la profunda afición de ambos por la oscura bebida y también por la creencia compartida de ofrecer un café preparado “a mano”, proceso que conlleva dedicación y cariño. Este es un lugar donde la gente puede olvidarse del caos que reina en las calles y puede relajarse y disfrutar de un libro, una buena conversación o de hacer “networking” como si estuvieras en la sala de tu casa. Se trata no sólo de ofrecer buen café y rica comida, sino proveer una experiencia fuera de las habituales prisas; donde el amor se trasforma en comida para nutrir el cuerpo y el alma y los clientes se terminan convirtiendo en amigos y te cuentan su vida entre tacitas de expreso que manchan, mordiscos de pizza casera y muchas risas. El Café de la Mancha está ubicado en Recreo 21A, abre de 9a,-8pm de lunes a viernes, sábado de 10am-7pm y los domingo cierran; hay café en distintas presentaciones y métodos (prensa francesa, melita, etc.), chocolate, tés e infusiones y smoothies de fruta; para comer paninis gourmet y pizza casera. Paloma y Christian compartieron la receta para un té chai casero. El chai es una buena alternativa al café; además de su aroma especiado y delicioso sabor, cuenta con propiedades antioxidantes y muchos beneficios a la salud.

Chai natural
(2 tazas)

4 piezas de clavo
½ rama de canela
5 semillas de cardamomo
1 puntita de vaina de vainilla
2 cucharadas de té negro orgánico
1 pieza de anís estrella
2 piezas de pimienta
2 tazas de agua

Receta:

En un mortero se muelen todas las especias junto con las hojas de té, la mezcla obtenida constituye el chai. Se coloca la mezcla en una tetera, preferentemente con filtro. Se calienta el agua hasta el punto antes del hervor, cuando el agua está “perleando”, es decir, tiene pequeñas burbujas de aire; verter el agua dentro de la tetera y dejar reposar de tres a cinco minutos, dependiendo de la intensidad deseada. Servir. Se puede tomar sólo o agregarle un poquito de leche y endulzante. El café de la mancha recomienda emplear leche de soya.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove