photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Juicios orales en dos horas

Los asuntos en materia familiar en el Poder Judicial del Estado, se resolverán en menos de dos horas en San Miguel de Allende; además podrán ser bilingües.

Aunque el nuevo sistema de juicios orales entró en vigor en el estado desde el 1 de septiembre de 2011, en San Miguel de Allende no se estaba llevando a cabo. El 24 de febrero de este año, el magistrado presidente del Supremo Tribunal de Justicia de Guanajuato, Miguel Valadez Reyes, informó que a partir del lunes 1 de marzo, los juicios orales—primero en materia familiar—entrarían en vigor en San Miguel de Allende, en los que “en menos de dos horas se dará una respuesta final”.

Evidentemente, agregó el funcionario, debe tomarse en cuenta que hay todo un proceso previo para que el asunto llegue a la sala de juicio oral, ya que en ocasiones se hacen acuerdos entre las partes involucradas; ese proceso dura unos 40 días.

Para Atención comentó el magistrado que por ser una ciudad que cuenta con población de habla inglesa, podrían realizarse juicios orales en inglés (siempre que las partes involucradas, que tienen intereses particulares, proporcionen el servicio) y en el caso de que haya un menor involucrado, éste será siempre el interés primordial y en ese caso, el estado proporcionará todos los medios necesarios.

El sistema de juicios orales comenzó en ciudades como Guanajuato, León, Salamanca y Celaya. Esta forma de justicia ha tenido buenos resultados sobre todo en materia familiar, pues se ha dado respuesta a 10,000 demandas, sin tomar en cuenta las que se han resuelto en un proceso de mediación. Se espera que en 2016, todos los juicios, sin importar su materia, sean orales.

La sala de San Miguel de Allende, ubicada en Avenida Primero de Mayo en el fraccionamiento Ignacio Ramírez, es una de las mejores equipadas del estado. Cuenta con circuito cerrado de videograbación, mobiliario y sistema de almacenamiento de datos.

Para mostrar a la prensa la forma en la que opera el sistema, la PGJ realizó un juicio oral—dramatización—en la que un padre peleaba la patria potestad de su hija menor de diez años, debido a que la madre no cumplió con las obligaciones de cuidado hacia la niña. Se llevaron a cabo varios procesos, incluyendo uno de mediación, otro de amparo, debido a que la madre no estaba de acuerdo con ninguna resolución. Al final, después de que se entrevistó a la pequeña de 10 años—representada por una adulta—y de que las partes involucradas presentaron testigos y pruebas, el juez, Daniel Aguilera, sentenció: “Se determina la necesidad de terapia psicológica a la hija, a la madre y al padre para que se logre la mejor convivencia y reintegración de la hija con la madre”. A la madre, se le permitió que viera a su hija por una hora los fines de semana.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove