photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

San Miguel necesita mejores vías de comunicación

Por Antonio De Jesús Aguado

Juan José Álvarez Brunel

Empresarios de San Miguel de Allende han manifestado su apoyo a la autopista del Bicentenario, así como pobladores de comunidades indígenas “siempre y cuando, no afecte su patrimonio tangible e intangible”.

El 10 de febrero, empresarios sanmiguelenses se reunieron con el alcalde Mauricio Trejo y el secretario de Obra Pública del estado (SOP), José Arturo Durán Miranda, quien explicó a las autoridades locales y a los empresarios que la Secretaría de Obra Pública está trabajando para cambiar el trazo de la vía de comunicación y no impactar el patrimonio de las comunidades indígenas como Cruz del Palmar.

En entrevista para Atención, Javier Álvarez Brunell, presidente del Consejo Coordinador Empresarial de San Miguel, dijo que en la presentación que realizó el secretario de la SOP, constataron que la nueva traza que propone la secretaría, deja de impactar a las comunidades indígenas. Álvarez también dijo que ellos, como empresarios querían conocer por qué se ha retrasado el proceso de construcción, ya que la vía de comunicación entre Guanajuato y San Miguel de Allende debe ser mejorada, no únicamente para los sanmiguelenses que se mueven por la ruta, sino para los turistas que decidirían tomar esa vía para llegar con mayor seguridad y menos tiempo del Aeropuerto Internacional del Bajío, BJX, a San Miguel. “La carretera actual tiene un ancho reducido y representa un peligro para la circulación. La nueva carretera sería una alternativa para visitantes y el comercio”, dijo.

El representante de los empresarios sentenció que “el desarrollo de San Miguel no puede estar supeditado a grupos particulares” y dijo que la ciudanía debe informarse del tema para que su criterio sea más acertado.

El director de Relaciones Públicas de la Secretaría de Obra Pública dijo que, previo a que el INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia) emita un dictamen sobre el estudio antropológico de las comunidades indígenas—que no están en contra de la construcción de la carretera sino del trazo—la SOP ya se adelantó a modificar la ruta de esa carretera, en nueve kilómetros, que pasarían al norte de las comunidades indígenas y no las dividiría. El director, David Olivier, también dijo que la SOP ha contratado a la empresa PADIS—desde el año pasado—misma que se encuentra realizando un estudio sociológico de las comunidades indígenas, mediante el cual se están detectando necesidades como: falta de escuelas, hospitales o caminos, mismos que podrían ser construidos paralelamente con la construcción de la autopista. También dijo que se podría construir un parador, en el que los habitantes de esas comunidades podrían vender sus productos artesanales, además de que para la construcción se contrataría mano de obra local. El director aclaró que el INAH no ha definido aún la fecha en que entregará el estudio antropológico, sin embargo, ellos ya quieren tener esta propuesta para concluir con el proceso de licitación y comenzar la construcción de la autopista.

Por otro lado, el profesor Magdaleno Ramírez, presidente del Consejo Estatal de Pueblos Indígenas, dijo para Atención que las autoridades estatales o federales no han tenido contacto con él desde agosto del año pasado. Aclaró otra vez “no estamos en contra de la autopista, sino del trazo, no queremos que divida a nuestras comunidades, tampoco que divida la conexión que existe entre San Miguel y Atotonilco.

En contexto

En diciembre de 2010, el gobierno del estado de Guanajuato y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes acordaron concesionar la “Autopista Bicentenario”, que tendría una inversión de 2 mil 500 millones de pesos. Ese mismo mes, el entonces gobernador Juan Manuel Oliva, informó que esta carretera tendría una extensión de 80 kilómetros con dos carriles de circulación; comenzaría en Silao, pasaría por Guanajuato, entroncaría con la carretera a Juventino Rosas, desembocaría en la carretera a Dolores por el Xoconoxtle para concluir en San Miguel de Allende. Oliva Ramírez anunció que la construcción potenciaría el desarrollo regional al conectar el corredor industrial y que  además mejoraría el triángulo dorado del turismo, formado por Guanajuato, Dolores y San Miguel.

Finalmente, el 2 de julio de 2013, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes publicó la licitación para la construcción del proyecto. El gobernador Miguel Márquez informó que el fallo se emitirá el 17 de septiembre próximo. La construcción debía comenzar en enero de este año y operaría a partir del año 2016 (no se precisó la fecha).

Entre tanto, el 22 de julio de 2013, el representante de los pueblos indígenas interpuso un amparo en contra del trazo de la carretera y dos meses después un juez ordenó la suspensión temporal de la licitación.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove