photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

¿Qué y quién paga impuestos?

Por Antonio De Jesús Aguado

Ni los consumidores, ni los industriales o los comerciantes logran comprender el alcance del impuesto del ocho por ciento o IEPS (Impuesto Especial sobre Producción y Servicios). Algunos comentan que se aplica al azúcar, lo que llevaría al alza del pan dulce; otros dicen que es a la comida chatarra (botanas) y otros más creen que sólo las bebidas azucaradas.

Lo que sí queda claro, es que al marcar el reloj las 00:00 horas del 2014, entró en vigor la reforma hacendaria, que no únicamente impuso el 16 por ciento de IVA (Impuesto al Valor Agregado) a chicles y comida para mascotas, sino que trajo el ocho por ciento de aumento a bebidas de alto contenido calórico, dulces de leche, cremas de cacahuate y avellanas, dulces de frutas y hortalizas, entre muchos otros productos. Entre tanto, el salario mínimo en el estado de Guanajuato aumentó únicamente dos pesos. También es cierto, que los impuestos, no los paga ni el industrial ni el distribuidor, sino el consumidor final, que no tiene la forma de deducirlos.

Bebidas azucaradas

La Ley de Producción sobre Productos y Servicios establece en su artículo 2, fracción G que las bebidas saborizadas son: concentrados, polvos, jarabes, esencias o extractos de sabores, que al diluirse permitan obtener bebidas saborizadas; también jarabes o concentrados para preparar bebidas saborizadas que se expendan en envases abiertos utilizando aparatos automáticos, eléctricos o mecánicos, siempre que contengan cualquier tipo de azúcares añadidos. La ley es clara al explicar que la cuota aplicable será de un peso por litro. Tratándose de polvos y jarabes, esencias o extractos de sabores, el impuesto se calculará tomando en

cuenta el número de litros de bebida que se puedan obtener al mezclarse, según las especificaciones del fabricante.

El señor Eduardo Castañeda, quien administra una de las principales distribuidoras de básicos en San Miguel, dijo que dentro de su catálogo, desde enero modificó más de 700 productos, los cuales están sujetos al IEPS. En el rubro de bebidas azucaradas, comentó que a polvos como el Zuko le aplican el impuesto; otros como el Tang, remarcó, han modificado su fórmula y ya no utilizan azúcar para endulzarlo. Además agregó que todos los jugos de la marca JUMEX, están exentos de IEPS, ya que la empresa se ha amparado contra éste. En un artículo del diario La Jornada, se especifica que el SAT perdió un juicio a favor de la empresa Jumex, a la cual se le devolvieron 1,200 millones de pesos por concepto de IEPS. En otro artículo, señala que a Jugos del Valle se le devolvieron 1,800 millones de pesos por el mismo concepto.

La señora Maria Eugenia Fuentes, quien tiene una tienda de conveniencia en la calle de Juárez, dijo que FEMSA, empresa que le provee de los productos Coca-Cola, incrementó un peso en sus precios desde diciembre de 2013, incluso en productos menores a un litro, de los que, según la ley del IEPS, el impuesto se calcularía según la fracción de líquido que contenga el envase. En lugares como el Oxxo de la esquina de Juárez y Mesones, una colaboradora mencionó que los refrescos de Pepsi y Coca subieron en promedio cuatro pesos. En otras tiendas que expenden refrescos, como la farmacia de la esquina de Insurgentes y Relox, una Cocacola de lata de cinco pesos pasó a siete.

Los argumentos que se dieron para imponer el IEPS a estos productos, era reforzar los programas de salud contra la obesidad y diabetes en México. Sin embargo, en una entrevista para Atención, el legislador Federal Ricardo Villarreal expresó su preocupación de que el dinero recaudado no fuera destinado a esos proyectos, ya que no había certeza o una comisión que vigile.

IEPS en botanas y la cadena exenta

La ley considera como botanas los productos elaborados a base de harinas, semillas, tubérculos, cereales, frutas y granos que pueden estar fritos, horneados o tostados y adicionados de sal; otros ingredientes y aditivos para alimentos, así como las semillas para botanas, que son la parte del fruto comestible de las plantas o árboles, limpia, sana, con o sin cáscara o cutícula, frita, tostada u horneada, adicionada o no de otros ingredientes o aditivos para alimentos. Sin embargo, las semillas, siempre que se encuentren en estado natural, aunque hayan sido sometidas a lavado, descascarado, limpiado o desgranado, no causan impuesto, siempre que no se le adicione ingrediente alguno.

Sin embargo, en este artículo se genera otra confusión. De acuerdo con Castañeda, hay otro artículo que establece la exención de impuestos a los productos derivados del trigo (que es un grano) como : tortillas, pastas, pan no dulce o harina; ya que —según él—, por ejemplo algunas frituras son harina cruda, para freír, “cruda, no causa impuesto” dijo, “pero ya frita sí”, entonces no se ponen de acuerdo los legisladores, “la ley tiene muchas lagunas”, remarcó.

También la cadena de maíz queda exenta de impuestos, que incluye la tortilla, harina, nixtamal y masa, alimentos a base de esta semilla, sin azúcares. También quedan exentos alimentos a base de cereales, siempre que no tengan azúcar. Por ejemplo, la marca Zucaritas pagaría el IEPS, que no aplica a la marca Corn Flakes.

Dulces y productos derivados del cacao

Entre los productos de confitería, se pagará el IEPS por todos los dulces, acorde a la ley: los caramelos, dulce imitación de mazapán, gelatina, gelatina preparada, los malvaviscos y turrones, “entre otros”, concluye, por lo que deja un margen para que puedan entrar otros. Castañeda comentó que debido a las lagunas en la ley, como la anterior, por ejemplo, chicles—a los que se aplicó el 15 por ciento de IVA—como el de la marca Bubalo buscan un amparo, debido a que el relleno del chicle es líquido, así como el Trident, que alegan que lo que venden es el relleno líquido y no el chicle, por lo que deberían estar sujetos al IEPS y no al IVA.

También están sujetos al IEPS los

flanes y pudines. La ley—que ha sido criticada por querer mexicanos más sanos—define el flan como: “un dulce que se hace con yemas de huevo, leche y azúcar, y se cuaja a baño María dentro de un molde, generalmente bañado de azúcar tostada” entre otros detalles. Los pudines también están sujetos al impuesto. Así como todos los derivados del cacao. Uno de los chocolates más rotados, según Castañeda, es el Abuelita, que es un básico en las cocinas, sin embargo, ahora se ha gravado. El IEPS afecta a todos, remarcó Castañeda, primero a los consumidores finales, que son quienes lo pagan, después a los distribuidores y a los productores, quienes tendrán que absorber el IEPS o bajar su producción si no hay rotación del producto. La empresa productora de Milkyway y Sneakers, dijo el comerciante, han absorbido momentáneamente el impuesto.

Causan IEPS todos los dulces de frutas y hortalizas, productos como ates, jaleas o mermeladas, obtenidos de la cocción de pulpas o jugos de frutas u hortalizas, comprendiendo las cristalizadas o congeladas. Así mismo las cremas y pastas de cacahuate o avellanas, los dulces de leche, cajeta, jamoncillo y natillas.

El contador Alán Rodríguez, considera que este nuevo impuesto sí impactará en la clase trabajadora, que es la más golpeada siempre con esos aumentos, pues el salario mínimo en Guanajuato aumentó 2.30 pesos, quedando en 63.77 pesos. El salario mínimo, dijo, es una estrategia para que las empresas realmente generen utilidades con mano de obra barata. Agregó que para que el salario esté de acuerdo a la inflación actual, debería ser de 170 pesos diarios. El aumento en el salario mínimo, remarcó Rodríguez, se aplica únicamente a aquellos que tienen ese sueldo, a quienes tienen un salario mayor, el aumento será decisión de la empresa.

El aumento en las bebidas azucaradas, en algunos restaurantes o bares no impactará, como en Mama Mía, donde el señor José Luna dijo que tendría que hacerse un análisis y decidir si la empresa puede absorber el costo de los mezcladores en bebidas. Aunque el aumento en los productos será acorde a la inflación como cada año, ya que es una empresa con más de cien empleados a quienes deben proveerse las prestaciones de ley. Lugares como Pueblo Viejo o Azotea, de acuerdo con el gerente Rigel Jasso, no contemplan aumentos por el momento, tampoco cafés como el Santa Ana.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove