photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Perros de lujo, última opción la eutanasia

Por Antonio De Jesús Aguado

El primero de enero llegó con nuevos impuestos, entre ellos el aumento de más de 16 por ciento en el precio de los alimentos procesados para mascotas. Esa alza en el precio podría llevar a mayor abandono de mascotas en las calles, dicen las organizaciones dedicadas al rescate animal, y si no fuera suficiente, no cuentan con espacio para resguardar más perros o gatos.

En septiembre de 2013, el presidente de la República propuso que los alimentos para mascotas se gravaran con el 16 por ciento de IVA (Impuesto al Valor Agregado), parte del argumento fue que el alimento procesado no era para consuno humano, además, se dijo que si las familias podían sostener una mascota, evidentemente podrían pagar el aumento en el producto. Previamente, el diputado federal Ricardo Villarreal, expresó para Atención su preocupación que entonces la gente alimentaría las mascotas con alimento para el consumo humano, que no está gravado. El impuesto fue aprobado el 31 de octubre y entró en vigor el 1 de enero de 2014, impuesto que además, se impone a la compra y venta legal de mascotas.

El diario Milenio explica en uno de sus artículos, que en 2011 la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la cámara de diputados, entregó un informe en el congreso, mismo que especificaba que en México existían, hasta ese año, 23 millones de perros y gatos, es decir, una mascota por cada seis habitantes; sin embargo, únicamente el 30 por ciento tenían un hogar y el resto pertenecía al rubro de perros callejeros. También se indica que de acuerdo con la Asociación Mexicana de Productores de Alimentos y Mascotas, a la cantidad actual de mascotas callejeras, se podrían sumar de 250 a 500 mil más perros y gatos debido al aumento de precio en el producto procesado.

El director de Medio Ambiente y Ecología en el municipio, Víctor Manuel Velázquez, indicó que de septiembre a diciembre de 2013, esa dependencia capturó 423 perros callejeros, de los cuales únicamente fueron adoptados 39, el número recuperado por los propietarios fue de 37 y el resto fueron eliminados con pentobarbital. El funcionario indicó que mensualmente se capturan en promedio 60 perros callejeros.

Sobre el impacto que el aumento causará en la población, el director dijo que en San Miguel existe una falta de cultura para el cuidado de las mascotas, y que con el nuevo impuesto, se afectará la atención hacia éstas y el número de animales callejeros podría aumentar. El director recomendó alimentarlos con la comida que sobra, combinada con otros elementos, como caldo con retazos de carne, para hacerlo más atractivo para el animal. Recomendó también que antes de echar a la calle a la mascota, deben buscarle asilo con un amigo, después con las asociaciones de rescate, y como última opción, recurrir a la eutanasia.

Velázquez precisó que el alza en los alimentos procesados para pequeñas mascotas no impactaría en el presupuesto de su dirección, sin embargo, en el refugio canino únicamente se pueden resguardar de 20 a 25 animales a la vez. Cuando el perro es amigable se puede entregar en adopción en los siguientes cinco días, de lo contrario se elimina; los animales agresivos son resguardados por diez días en observación por la Jurisdicción Sanitaria.

No hay refugio para animales en las asociaciones

Amigos de los Animales, es una organización civil que surgió en 2001 con el objetivo de terminar con las malas prácticas, que existían para el exterminio de animales callejeros. La asociación esteriliza animales en la zona urbana y rural a precios bajos, y además—aunque no está de acuerdo con el exterminio de animales callejeros—si está a favor de una muerte digna, ya que según Arno Knauman, presidente de la asociación, el gobierno local los electrocutaba, o clandestinamente, los envenenaba. Knauman aclaró que actualmente la organización tiene 20 perros en adopción, mismos que se quedarán el tiempo que sea necesario—aunque no haya espacio para recibir más. Sobre el IVA en el alimento dijo que ello evitará que algunas mascotas sean alimentadas, por lo que recomienda la esterilización y así evitar el creciente número de animales que podrían terminar abandonados en la calle. En la clínica de esta organización, ubicada en colonia San Rafael, el costo de la esterilización es de 200 pesos, y en las comunidades cuando van con la clínica móvil es de 50 pesos.

A Knauman, el nuevo impuesto lo ha impactado con trescientos pesos semanales, ya que debe alimentar a 70 perros de su propiedad, más 16 de Amigos de los Animales, que de no ser adoptados, él tendrá que quedárselos. Preciso que las adopciones son muy fáciles, para mayor información contactarlo al 4151096817 o en la clínica al 1200735.

Esta asociación, lleva un programa de educación animal en comunidades, a través de Vivien Trillen, una alemana que llegó a San Miguel hace 20 años y su interés por el cuidado a las mascotas la ha llevado a trabajar con niños de preescolar, sus maestros y padres para que cuiden a los perros y gatos, a quienes también entrega un libro para colorear.

Lynn Weisberg de la Sociedad Protectora de Animales (SPA) aclaró que  ese 16 por ciento les afecta en el sentido organizacional, pues sobreviven de donaciones. El impuesto, dijo, hará para los dueños más complicada la alimentación de sus mascotas, y si no pueden comprar la comida necesaria, teme que las mascotas terminen en la calle o sin la alimentación adecuada. También aclaró que si no reciben alimento balanceado, desarrollarán enfermedades que obligarán al dueño a llevarlo al veterinario, y para algunos, tal vez será imposible por el costo. “Si las familias no pueden alimentar sus mascotas, ello aumentará el número de animales abandonados en las calles de San Miguel”. Precisó que en la SPA—por ser una asociación que no mata a los animales—las instalaciones casi siempre están llenas y además hay una lista de espera, por lo que teme también que si la comida es costosa, habrá menos adopciones, lo que provocará que menos animales puedan entrar al refugio, pues no habrá jaulas disponibles; ello llevaría a que la dirección de Ecología capture y elimine los animales, “es un círculo vicioso” remarcó. Weisberg lamentó que ahora las mascotas sean consideradas como objetos de lujo y no se consideren  los beneficios a la salud que una mascota trae a su dueño, los cuales están documentados. La activista animal aseguró que para aquellas familias—que aman a sus mascotas—de bajos ingresos, a quienes sus animalesles dan un sentido de seguridad, el impuesto les causará una relación complicada.

Phylis Colier de Santuario de Animales aseguró que la escalada en el precio del alimento procesado ya impactó a las familias más desafortunadas. “Una amiga me dijo que su vecina tocó a su puerta y le pidió que si podía recibir a su mascota, simplemente porque no podría alimentarla”.

Colier dijo que están a punto de abrir un refugio—no aniquilador—de animales; sin embargo, debido a que dependen sólo de donaciones ese impuesto dañará su bajo presupuesto, además de que anticipó la picada de adopciones ya que para las personas será más complicado alimentar a una mascota. “Con el problema de tantos perros callejeros en necesidad de un refugio, esta escalada en el precio es lo que menos necesitan los grupos protectores de animales” finalizó.

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove