photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Acerca de la gastritis…

Por María Fernanda León Franco

La gastritis es una inflamación de la capa interior del estómago. Se trata de un padecimiento muy común en la población mexicana, ya que muchos de nuestros alimentos contienen una gran cantidad de grasa, pues existe la tendencia a consumir alimentos fritos, empanizados o capeados, además de un alto consumo de chile, ya sea en forma de salsas caseras, salsas industrializadas, chiles en vinagre, entre otros, sin olvidar el alto consumo de café, bebidas alcohólicas y tabaco, los cuales irritan la mucosa del estómago. Por otro lado existe otro factor importante que contribuye al desarrollo de la gastritis y se trata del estrés con el que vivimos diariamente, ya que puede llegar alterar algunas funciones de nuestro organismo. Además existen otros factores como vómitos crónicos, el uso de algunos medicamentos como la aspirina o anemia perniciosa (causada por deficiencia de vitamina B12). Es importante saber que la gastritis con frecuencia es causada por un microorganismo llamado “Helicobacter pylori”, el cual se trata de una bacteria que habita en la mucosa del estómago y sobrevive al medio ácido del mismo. En México el 70% de la población está infectada con esta bacteria y las personas lo desconocen, debido a esto es importante conocer los síntomas y realizarse un chequeo para descartar la presencia de esta bacteria o de lo contrario recibir un tratamiento adecuado.

Los síntomas pueden variar de una persona a otra, los más comunes son: náuseas, vómitos, indigestión, pérdida de apetito e inflamación del abdomen.

Para obtener un diagnóstico adecuado es necesario revisar si existen antecedentes heredofamiliares del padecimiento, así como un examen físico completo realizado por el médico, quien indicará si es necesario realizar más estudios para diagnosticar gastritis.

En cuanto al tratamiento, este consiste en la toma de medicamentos para reducir el ácido estomacal, junto con una dieta saludable la cual debe ser baja en grasas, picantes, irritantes, condimentos y ácidos, por lo que es necesario:

-Evitar el consumo de frutas muy ácidas como la naranja, toronja, limón, guayaba.

-Evitar el consumo de café

-Cocinar con poco aceite y de origen vegetal

-Evitar el consumo de bebidas alcohólicas y refrescos

Algunas recomendaciones que pueden ayudar a disminuir los síntomas son:

-No acostarse inmediatamente después de comer

-Realizar ejercicio físico al menos 30 minutos diariamente

-Realizar 5 comidas al día y evitar saltarse comidas.

-Descansar al menos 8 horas diarias.

Finalmente para llevar una mejor calidad de vida y prevenir enfermedades lo mejor es realizar actividad física diariamente, llevar una dieta saludable y evitar el estrés en la medida de lo posible.

María Fernanda León Franco es Licenciada en Nutrición

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove