photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Riel de la independencia contra Centennial Towers

Por Antonio De Jesús Aguado

El conflicto derivado de la colocación de una antena de telefonía celular en la zona declarada como Patrimonio de la Humanidad en Atotonilco, sigue creciendo, involucrando al municipio, al Ministerio Público, a los dueños del predio, Centennial Towers, a los habitantes de Atotonilco y hasta a los ejercitantes de la casa de ejercicios anexa al Santuario.

La colocación de esta antena de celulares se realizó de forma clandestina la madrugada del viernes 13 de septiembre. Según los habitantes de Atotonilco, después de una semana, en la que no recibían respuesta del municipio para clausurar la colocación, ellos decidieron derribar una cerca, para dar acceso a los representantes del municipio y clausurar los trabajos. Semanas más tarde, la dirección de Desarrollo Urbano otorgó a los dueños del predio una autorización para la colocación de una nueva cerca.

Los vecinos, quienes desde el 22 de septiembre viven en una carpa frente a la antena, impidieron la colocación de esa cerca, ya que además, han revivido un conflicto de antaño, en el que aseguran que los dueños de la propiedad, donde se encuentra la antena, robaron ese espacio propiedad federal y que además bloquearon un cauce natural que trae problemas de inundación a varios habitantes de la comunidad. Por ello, el martes 12 de noviembre, cuando una empresa trató de colocar la cerca de nueva cuenta, los vecinos se opusieron y fueron apoyados por los ejercitantes de Atotonilco.

Y es que la comunidad se ha organizado de tal manera contra cualquier obra que se intente realizar en el área en conflicto, que instalaron un riel en el área de recreación en Atotonilco, que ha sido llamado “el Riel de la Independencia”; cuando hay un problema que involucre el área en disputa, ese riel se hace sonar y toda la comunidad se reúne en la carpa de manifestación, en donde prácticamente viven en promedio diez personas durante el día y la noche, divididas en turnos de ocho horas, para avisar a la población cualquier acto que se relacione con la antena.

Los manifestantes enfrentan actualmente una denuncia en el Ministerio Público, por daños y perjuicios. La denuncia fue realizada por los dueños del predio, quienes supuestamente han sido golpeados y hasta robados. Por ello, policías ministeriales realizan la investigación, de la que están en contra los habitantes de Atotonilco, quienes denunciaron intimidación. El subprocurador de Justicia en la zona D, René Urrutia, aseguró que la denuncia existe, sin embargo dijo que su dependencia no tomará partido y que únicamente está realizando su trabajo, que es “investigar” para dilucidar si hay o no delito, pero no quieren causar ningún problema en la población. Aclaró Urrutia que están trabajando dentro del marco legal e invitó a los habitantes de Atotonilco a cooperar con la autoridad.

Alí Patlán, coordinador jurídico del municipio, precisó que había una resolución para demoler la antena, y cuando se trabajaba en la estrategia, el propietario del predio demandó al municipio la suspensión del acto emitido. Ahora se deberá entregar un informe al juez municipal, quien decidirá si procede o no la demolición. Respecto a si el particular es dueño o no del espacio, dijo que el área no está a resguardo del municipio y que la CONAGUA no lo tiene en sus registros, por lo que quedó endeble, y si los particulares lo robaron, quien debería demandar a las autoridades competentes sería la iglesia, quienes los Atotonilquenses dicen, es la dueña del terreno.

Centennial Towers

Es la empresa que instaló la antena. Según su sitio electrónico, ofrecen servicios relacionados a las antenas celulares que van desde a adquisición del sitio, trámite de permisos e instalación de las antenas del operador. “Centennial Towers cuenta con azoteas y torres adecuadas para soportar múltiples operadores”, señala el sitio.

CONTRATO

El contrato con los “propietarios” del predio se realizó por un periodo de quince años, venciendo el 8 de agosto de 2028, con prórroga de cinco años. El pago anual por la renta sería de 138,461 pesos más IVA, menos retenciones. El documento incluye una cláusula en la que Centennial Towers se compromete a tramitar y obtener todos los permisos para la colocación de la antena, e indica que en el caso de que no los obtenga, el contrato se daría por terminado.

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove