Las oportunidades del transporte público

Por Antonio De Jesús Aguado

Los transportistas de San Miguel de Allende informaron que la tarifa del transporte público pasaría de cinco a seis pesos en 2014. Aseguran que el transporte en el municipio es uno de los mejores del estado y que los usuarios pueden sentirse seguros al viajar en éstos. Lo anterior fue declarado por Eleazar Romero, director de Tránsito y Transporte, así como por algunos responsables del servicio urbano y suburbano, en entrevista para Atención.

Línea naranja, de la ilegalidad a la regularización

A mediados de 1950 el servicio de transporte urbano no existía en la ciudad. Se conoce que había un autobús particular que salía de Jalpa al centro a las cinco de la mañana y por la tarde del centro a Jalpa a las 5pm. Igualmente, uno de los servicios más antiguos de transporte es el de Ponciano Hernández, que a través de un camino de terracería, ya transportaba gente de Rodríguez a San Miguel y viceversa.

Delfino Piña, presidente de la Asociación de Transportes Urbanos y Suburbanos de San Miguel A.C, compartió para Atención que hasta 1958, él tenía una llantera en la calle de San Francisco, año en el que Don Luis Ferro de la Sota, le ofreció en venta algunos camiones que éste ya operaba. Delfino Piña no lo pensó mucho y aceptó comprarlos. Aunque el transporte, recuerda Piña, no era negocio en aquella época, ya que únicamente salían de San Antonio al centro y del seguro social al centro. La ruta más larga era de la colonia Allende a la parte alta de la ciudad.

Piña, quien inició el transporte público en la ciudad, y que irónicamente preside una de las líneas de transporte más pequeñas (línea naranja), dijo que los camiones que compró en 1958 contaban con placas para operar, sin embargo no estaban regularizados, por eso, obtuvieron sus concesiones a finales de 1960. Precisó este presidente que en aquella época el transporte no era negocio “yo creo que por eso me vendieron los camiones, la gente no estaba acostumbrada a usar el autobús, prefería caminar, teníamos que invitar a la gente a subirse gratis” dice Piña.

La línea naranja, presidida por Piña, tiene 11 camiones. La ruta va de la colonia Allende a Jardines II. Su servicio es de 7am a 9pm y transportan unas 4,500 personas diarias. Su tarifa es de cinco pesos actualmente, aunque se ha diferenciado por ser una de líneas más económicas; cuando en la administración 2006-2009 se autorizó el alza de la tarifa de cuatro a cinco pesos, la línea conservó la tarifa de cuatro, aunque debido a los constantes aumentos en el diesel, hoy en día su tarifa se ha igualado a las demás. Hace algunos años, comentó Piña, recibieron una infracción por Tránsito del estado por cobrar menos, pero en un juicio legal se demostró que no pueden ser multados por cobrar menos, “podríamos regalar el servicio si quisiéramos” comenta.

A inicios de 1990, cuando don Luis Ferro era alcalde, se planteó la idea de concesionar servicio de taxis para la nueva colonia Ignacio Ramírez, sin embargo, según Piña, debido a que él evidenció públicamente anomalías de la administración, don Luis Ferro se encargó de tratar de desaparecer su línea, mediante la autorización de la línea guinda.

“Ha habido mucha corrupción, por eso la línea naranja no ha crecido” dice Piña. Además aseguró que las administraciones municipales han utilizado el transporte como botín político y por ello –después de que se municipalizara el servicio en 2002—en 2008 el municipio trató de realizar una regularización “mal hecha” pues, dejaron fuera de ese programa a Piña, quien acusó de ese “mal manejo” a Gustavo Carrillo, entonces regidor y presidente de la Unión de Premisionarios de Transportes Urbanos y Suburbanos de San Miguel.

Linea guinda, la más efectiva

Transportes Insurgentes de San Miguel de Allende es identificado por la línea guinda, presidida por Jesús Murillo. Esta ruta (sale de Mesones a Jardines II y a la colonia Ignacio Ramírez, pasando por la presidencia) comenzó a operar hace aproximadamente 22 años y diariamente transporta en promedio a 20,000 personas. Murillo comentó que ésta línea es una de las más efectivas en la ciudad, ya que sale un camión de la base cada seis minutos “y nunca fallan”, aseguró que sus operadores están capacitados, son amables, y que los camiones están en las mejores condiciones.

De chatarra a la vanguardia

La línea azul es la más grande del municipio, llega a la mayor parte de las colonias, incluso al Malanquín—donde llega la línea amarilla. Esta línea fue una de las últimas autorizadas por el estado en el año 1992. En ese tiempo, había ya servicios, pero según Carrillo la ciudad seguía creciendo y las unidades que prestaban servicio no eran suficientes, por ello se autorizaron concesiones para ampliar el servicio urbano de esta línea, que es la que más ha crecido conforme avanza la ciudad. Las primeras unidades “parecían más que camiones, chatarras, pero fueron mejorando con el tiempo”. De acuerdo con Carrillo, el servicio es de mejor calidad que en Guanajuato, Irapuato o Salamanca.

Esta unión tiene 30 concesionarios y más de 55 autobuses. La línea completa reúne 73 unidades y transporta unas 35,000 personas diarias. Gustavo Carrillo reconoció que el transporte público se politizó desde que se entregó al municipio, ya que los concesionarios han apoyado a los candidatos, lo que genera compromisos. “No es malo apoyar a un político, nosotros de las cuatro veces que hemos participado hemos perdido una” dice Carrillo, sin embargo aclaró, “nosotros pedimos beneficios para todos”. Aseguró este representante que si ellos tienen la línea de autobuses más grande, es porque han seguido el crecimiento de la ciudad y han sido visionarios y han presentado propuestas para extenderse, sin perjudicar a otros concesionarios y beneficiar a los sanmiguelenses.

Ésta es la única compañía transportadora que ha introducido tecnología en sus autobuses. En 2009 instalaron barras que incluyen un GPS; esa tecnología, según Carrillo, no beneficia únicamente a los concesionarios quienes pueden conocer la ubicación exacta de los camiones o el número de gente que sube, sino también a los usuarios, ya que a través de ellas, el servicio se puede mejorar. Sin embargo, debido a problemas internos, actualmente no funcionan.

El servicio actual y proyectos

Eleazar Romero, director de Tránsito y Transporte en el municipio, reiteró que el servicio de autotransporte en San Miguel ha sido catalogado por la Dirección de Tránsito del Estado como una de las mejores. Informó que es muy seguro viajar en los autobuses, ya que en la revista mecánica, que se realiza cada seis meses, comprueba que todas las unidades están en buenas condiciones, además, esa revista mecánica revisa que los concesionarios cuenten con un seguro que proteja a los pasajeros y todos lo tienen en regla. Agregó también que por primera vez, se está certificando a los choferes para que brinden un mejor servicio.

El municipio también trabaja con la Secretaría de Economía en un nuevo modelo de autobús eléctrico y panorámico, que vaya más acorde a una ciudad Patrimonio de la Humanidad, que costaría aproximadamente un millón y medio de pesos y en breve se presentará a los transportistas. Ya existe una guía de rutas que estará impresa y publicada en los parabuses para que aquellos turistas que lleguen puedan tomar el autobús urbano para llegar al centro y no utilicen autos propios. La guía también se repartirá de forma impresa, se espera que esté lista a inicios del próximo año.

La dirección de Tránsito, continuará con el proyecto de formar una sola compañía transportadora, en la que haya varias bases de autobuses en las principales entradas a la ciudad para que allí llegue la gente y pueda moverse al centro o a otros lugares por un solo pago de pasaje (sistema de transfer).

Otro de los proyectos es aumentar el costo del transporte a seis pesos, debido a que el diesel sigue subiendo y el precio ha seguido igual desde hace siete años. Carrillo dijo que ya existe un acuerdo de ayuntamiento que les autoriza cobrar 5.50 pesos, sin embargo no se ha aplicado. Murillo comentó que ya se ha propuesto al ayuntamiento subir el precio a seis pesos, y esperan que ésto aplique a partir de enero de 2014.

Los transportistas coincidieron en que, aunque el municipio les ha pedido que los camiones sean más pequeños (los actuales miden 8.30cm y tienen capacidad para 30 personas) sería inviable cambiarlos a los de siete metros, ya que por el volumen de gente que transportan, tendrían después que introducir dos camiones de siete metros en lugar de uno de ocho.

Cualquier queja relacionada con el servicio de transporte puede hacerse en la dirección de Tránsito en Boulevard de la Conspiración 130, o reportarse en el 066.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg  photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove