La Buena Vida

Por Jade Arroyo

La Buena Vida es una panadería de gran tradición en San Miguel, comenzó hace 25 años por Melissa Sumner, quien aprendió el arte del pan en Francia, siendo la única en la ciudad que ofrecía pan integral. Desde entonces, ha pasado por etapas de evolución siempre manteniéndose fiel a su filosofía de hacer pan saludable y lo más natural posible. La preparación del pan de muerto sigue esta línea: es absolutamente delicioso y tradicional a la vez que sano; las esencias casi esotéricas de azahar y anís que se utilizan en su preparación son totalmente naturales y le otorgan un sabor y aroma que seducirían a la misma muerte. Los orígenes sobre el pan de muerto se remontan a tiempos prehispánicos, cuando las antiguas culturas extraían el corazón de las doncellas, lo hervían en una olla para después morderlo como muestra de agradecimiento a sus dioses. Después de la conquista, se reinterpretó esta tradición haciendo este pan, que simboliza la sangre y el cuerpo y es parte de la ofrenda durante el Día de Muertos. Atención traspasó la barrera del mostrador de la panadería y descubrimos como se hace este pan tan tradicional. La Buena Vida está en Hernández Macias 72 (hasta el fondo de la plaza), abre de lunes a sábado de 8am a 5pm.

También se encuentran sus productos en el Mercado Orgánico todos los sábados.

Pan de Muerto “La Buena Vida”
1 1/2 taza de harina
1/2 taza de leche
2 cucharadas de levadura
1/4 traza de azúcar (un poco más para decoración)
1/2 taza de mantequilla a temperatura ambiente
3/4 cucharadita de sal
1 huevo
1 yema de huevo
1 yema de huevo para decoración
1 cucharadita de esencia de anís o semilla de
anís molida
2 cucharaditas de agua de azahar natural
2 cucharaditas de cáscara de naranja

Preparación:

La masa para esta receta alcanza para una “bola grande” (3-4 porciones) y 4 figuras de “muertitos” para colocar en la ofrenda. Poner la leche al fuego hasta que esté caliente (no hirviendo). Mezclar 1/2 taza de harina, levadura seca y el azúcar, agregar la leche caliente y mezclar. Añadir a la mantequilla suave, sal, anís, agua de azahar y cáscara de naranja. Agregar a la masa otra 1/2 taza de harina, poco a poco hasta lograr una consistencia elástica y suave. Aparte, batir el huevo y yema, añadir y amasar por 10 minutos, añadiendo harina para evitar que se pegue. Coloque la masa en un tazón, previamente engrasado, en un lugar cálido sin corrientes por aproximadamente 2 horas (hasta que duplique su tamaño).Golpee la masa y divídala por la mitad. Una mitad será para un “bola grande” de pan: cortar aprox. 1 / 3 de taza de la masa y se dividen en tres partes. Estirar dos piezas en forma de cordones para representar el ” hueso ” y gire la última pieza en una bola (un poco aplanada ) para representar el cráneo en la parte superior en el centro de los dos se colocan las tiras de masa. Segunda mitad de la masa (para muertitos): divide la masa en 3-4 pedazos y dar forma alargada, de 17-20cm de largo; con un cuchillo, corte las aberturas para los brazos cruzarlos y cortar la tercera parte inferior de cada uno y formar las piernas. Cubrir los muertitos y dejar levar durante una hora y media. Precaliente el horno a 180° C por 30 minutos. Cuando los panes casi hayan duplicado su tamaño, mezclar 2 yemas de huevo con un poco de leche para cubrir cada pan y espolvorear con azúcar granulada para la decoración. Hornear el pan grande durante 35 minutos y los “muertitos” de 15 a 20 minutos hasta que estén dorados.

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg  photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove