photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

En la Cocina… La Cafeta del Sindi o El Recreo

Por Jade Arroyo

El Recreo es una de las arterias culturales de la ciudad, un pequeño corazón preciado y bombeante que alberga el antiguo edificio de un sindicato, en la calle de Recreo. Este lugar nació del deseo de crear un foro para la cultura popular y llevarla a la comunidad de San Miguel, a través de la conservación de las tradiciones, impartición de cursos y talleres de distintas disciplinas artísticas y la presentación de música, danza y espectáculos; todo siendo accesible e incluyente. Al ser un espacio independiente, El Recreo necesita el apoyo de la comunidad: dando y recibiendo.

Ahora bien, La Cafeta (ubicada en la terraza) es parte esta visión integral de cultura: su objetivo es ofrecer posibilidades alternas como conciertos acústicos, teatro de atril, lectura de poesía o presentaciones de libros, y -sobre todo- cursos literarios.

Una cafetería envuelta en el halo artificioso de la literatura, donde hasta el menú mismo gasta un prólogo para explicarse a si mismo –y sin tartamudear- y un comiquísimo listado de comida, donde los platillos gastan el nombre de autores célebres y se establece que ahí no hay edulcorante sin calorías, leche de soya o ese tipo de delicadezas. La Cafeta es definida por el mismo Oscar (encargado-barista-chef-escritor-músico-hombre orquesta) como: “café literario con huevos”, debido a los suculentos desayunos mexicanos que se ofrecen y en pequeña oda al espíritu independiente del lugar.

Oscar compartió con Atención, su receta para los icónicos chilaquiles. Para quienes no lo sepan aún, los chilaquiles son un platillo auténticamente mexicano: consiste en tortillas de maíz bañadas en salsa roja y decoradas con pollo, queso, cebolla, crema y cilantro. Los chilaquiles no sólo son un platillo sabrosos y muy popular, sino también nutritivos. En México los chilaquiles se sirven como desayuno, y es una excelente forma de comenzar el día con mucha energía y de paliar un poco las resacas traicioneras.

La Cafeta abre de lunes a viernes de 9am-7pm (comida sólo hasta las 4pm).

Chilaquiles rojos

(2 porciones)

Para la salsa:

2 jitomates
2 chiles guajillos
1 chile de árbol
1/2 cebolla
1 dientes de ajo

8 tortillas de maíz
2 rebanadas grandes de queso ranchero
2 cucharadas de crema
1 rama de epazote
1 rama cilantro
½ taza aceite vegetal
Sal y pimienta al gusto

Receta

En los chilaquiles, las tortillas se fríen para que tengan más sabor. Cortar las tortillas en triángulos y freírlas en la ½ taza de aceite, en un sartén caliente (180°C) por dos minutos, moviéndolos regularmente con unas pinzas. Dejar los totopos en toallas de papel para retirar el exceso de aceite. Reservar. Tip: usar tortillas secas del día anterior.

Para la salsa: quitar las semillas y venas de los chiles, ponerlos a hervir a fuego alto en un poco de agua junto con los jitomates por cuatro minutos hasta que los chiles se suavicen. Pasar por la licuadora junto con ¼ de cebolla, 1 diente de ajo y sal y pimienta al gusto. Reservar.

Caliente en una cacerola 1 cucharada de aceite, agregar la salsa y la ramita de epazote; cuando rompa hervor, bajar a fuego medio y cocinar por tres minutos removiendo constantemente hasta que la salsa espese. Reducir la llama a fuego bajo y agregar los totopos con mucho cuidado de no romperlos. Cocer por tres minutos más y retirar la rama de epazote. Servir los chilaquiles y decorar con cilantro picado y el resto de la cebolla rebanada finamente, crema y queso desmoronado por encima.

*Si se desea, se puede agregar encima un huevo frito o láminas de aguacate y se acostumbra acompañarlos con frijoles refritos o de olla.

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove