La Alborada, una hora quince minutos

Por Antonio De Jesús Aguado

El viernes 27 de octubre, la fiesta comenzó temprano en el Jardín Principal, tal vez a las 8pm, había bandas, mariachis y grupos norteños que tocaban música sin parar; y claro los sanmiguelenses listos para festejar con la alborada al santo patrono, San Miguel Arcángel.

A las 2am del sábado, los cohetes comenzaron a anunciar que las procesiones estaban en camino, rumbo al centro, en ocasiones los estruendosos cohetes se escuchaban por la calzada de la estación, otras  por Calzada de la Aurora o por Salida a Querétaro.

A las 3am, los contingentes llegaron al jardín y se unieron en uno sólo, cargaban estrellas gigantes que simulaban la luz del amanecer, cruces, mecheros, mojigangas y mucha música. Caminaron alrededor del Jardín y más tarde, desaparecieron las estrellas.

A las 3:30am, el velador de la Parroquia abrió la reja para que unos 70 coheteros pudieran entrar. En el Jardín la gente emocionada ya quería los fuegos artificiales, sin embargo, aún faltaba la oración para dar inicio. Los coheteros rezaron y cuando el reloj marcó las 4am, cada uno tomó su lugar y la fiesta comenzó. Algunos fuegos no salían y explotaban a los pies de los coheteros pero eso no impidió el estruendo y la celebración de una hora quince minutos de luz y color.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg  photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove