photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Residentes estadounidenses en contra de intervención en Siria

Por Jade Arroyo

El pasado 11 de septiembre, día en que se conmemora los atentados sufridos en la ciudad de Nueva York hace doce años, residentes de la comunidad norteamericana preocupados por la situación actual entre Estados Unidos y Siria, se dieron cita afuera de la oficina del Consulado Norteamericano (ubicado en Plaza La Luciérnaga).

Un sector de la comunidad norteamericana está preocupado por los recientes acontecimientos políticos y la posibilidad, casi inminente, de que Estados Unidos está listo para un ataque sobre Siria.

Un grupo de alrededor de 20 personas se reunieron para entregar una petición con más de 220 firmas en contra de la intervención militar de Estados Unidos en Siria. Esta petición va dirigida al Secretario de Estado de los Estados Unidos, John Kerry y fue entregada al cónsul local Edward Clancy (por medio de su colaboradora Leticia Cerritos). El grupo de manifestantes se conformaba por personas de postura liberal y pertenecientes a los grupos de acción social local Center for Global Justice y Occupy Wall Street San Miguel. Resaltaban los nombres de Dick y Patricia Snyder,  Clifford DuRand y David Stea como organizadores de esta acción.

Esta manifestación fue totalmente pacífica, animada por la firme creencia de que los ciudadanos de Estados Unidos deben enfocarse en reconstruir la nación utilizando sus recursos. Cualquier tipo de intervención en Siria, según los manifestantes, sólo creará un conflicto mayor, más enemigos e incluso podría degenera en una tercera guerra mundial.

Este grupo de liberales apoya la idea que Estados Unidos no tiene autoridad legal para  castigar a tomar acciones en Siria, pues organizaciones mundiales encargadas de procurar y salvaguardar la paz y trabajar en este tipo de conflictos, como la Corte Mundial y la ONU.

La postulación entregada al Consulado Norteamericano indicaba: “Como ciudadanos de los Estados Unidos, estamos totalmente en contra de la ocupación militar en Siria”. Cada participante entregó su petición firmada y con sus datos personales para ser  enviadas como documento diplomático, primero al cónsul de Estados Unidos en la Ciudad de México, y de ahí a las oficinas del Secretario de Estado John Kerry en Washington.

 

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove