Ya comenzaron las fiestas patronales

Por Antonio De Jesús Aguado

San Miguel de Allende ya tiene todo preparado para celebrar a su santo patrono, con fiesta que se llevará a cabo del 27 al 29 de septiembre.

La reseña de Señor San Miguel, que se realiza anualmente el tercer domingo de agosto es tan antigua como la fundación de la ciudad, y tiene como finalidad solicitar los permisos para realizar la “fiesta grande.” Esta celebración consiste en un recorrido por las principales calles de la ciudad, en donde participan: carros alegóricos, mojigangas, danzas, música en vivo, un toro con ofrendas frutales y florales, y lo más importante, la imagen del Arcángel San Miguel, que pertenece a la familia Ramírez de la colonia Cuevitas. El contingente, con la imagen del arcángel pasa por varias iglesias, en donde descansan por unos momentos, pidiendo los permisos para que la fiesta sea buena y no sucedan catástrofes durante éstas.

Según el libro, Fiesta y Tradición en San Miguel, el toro (que actualmente se lleva en la procesión) se robaba de algún ganado y posteriormente se sacrificaba. Eleazar Romero, quien se ha distinguido por conservar las tradiciones de la ciudad, dijo que este año el toro fue donado por una persona “con la condición de que se sacrificara”, por ello, se engordará y el día de la fiesta se sacrificará para alimentar a las danzas que bailan en honor a San Miguel Arcángel. Además, en el mercado, durante la procesión, se entregó en ofrenda verduras para “el caldo”.

El domingo 25, tradicionalistas visitaron el puente del Fraile y posteriormente el lugar donde se encontraba la Cruz del Puerto. Romero comentó que en 1528 lo que conquistó a los nativos sanmiguelenses no fueron las armas sino la Cruz, con los misioneros Pedro de Burgos y Francisco Doncel.

Aunque hubo aquellos que se resistieron, y por eso se llevó a cabo una batalla que duró 15 días con sus noches, por un lado peleaban: españoles, tlaxcaltecas y otomíes convertidos al catolicismo y por el otro, otomíes no convertidos. Como ninguno cedía, en el cielo apareció una cruz refulgente y un rayo cayó en una piedra “todos se arrodillaron y dijeron Él es Dios”. Según Romero, la piedra fue tallada en forma de Cruz y fue colocada en el Puerto, sin embargo, esta fue robada a mediados de 1990. Aún así los creyentes siguen yendo a esos lugares para recordar a las ánimas y seguir pidiendo permisos para la fiesta.

En el pasado, a partir del 13 de septiembre, la Cruz del puerto era bajada y visitaba varias comunidades como: La Vivienda, Agustín González, Guerrero, la Cieneguita, Los López y finalmente Las Cuevitas hasta realizar la fiesta grande, sin embargo, desde que fue robada, ya no se hace el recorrido, aunque cada comunidad hace una velación especial.

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove