El Colibrí, deidad de los aztecas, tendrá su Festival

Por Antonio De Jesús Aguado

La importancia del colibrí, tanto en el medio ambiente como en la cultura del México antiguo, será fácil de comprender a través de talleres, conferencias y recorridos de observación de aves, que se llevarán a cabo en el Primer Festival del Colibrí en San Miguel de Allende que se celebrará del 6 al 8 de septiembre.

El colibrí es una de las aves más pequeñas del mundo, con tan sólo seis centímetros de pico a cola y con un peso de 1.8 gramos en promedio. El ave, puede agitar sus alas de 80 a 200 veces por segundo; su corazón puede latir hasta 1,200 veces por segundo, y si eso no fuera suficiente, es un ave que habita exclusivamente en América, desde la tierra de fuego hasta Alaska, existen unas 350 especies, 50 de ellas habitan en México y 12 en Estados Unidos.

El primero festival en su tipo

Por más de 17 años, Alfredo García Lucio y Jim Mckeever han fabricado comederos para colibríes y han apoyado a The Hummingbird Society en Estados Unidos. Es una organización que protege al ave, educando a los habitantes sobre su importancia en el medio ambiente y además protege zonas de conservación, no únicamente en Estados Unidos sino también en México y Centroamérica. Dicha organización, también posee un festival en aquel país.

Después de trabajar con esa sociedad, García y Mckeever tuvieron la idea de crear el primer festival del colibrí en San Miguel de Allende, que será el primero en Latinoamérica. Este evento se realiza con la idea de educar a la población sobre la importancia del ave en la ecología, la polinización y la conservación de plantas, además de su significado en la cultura del México antiguo. El colibrí se utilizará como un embajador del medio ambiente y también para atraer turismo a la ciudad. “Si la gente comienza a entender la importancia del colibrí en el medio ambiente puede ser que siembren flores en su jardín y pensarán en no usar pesticidas” dijo Mckeever.

Los organizadores dijeron que la dieta delcolibrí está compuesta por un 30 porciento de insectos, y que si la gente tuviera una comunidad de colibríes residentes en su domicilio, ni siquiera tendría que preocuparse por los mosquitos.

Significado del colibrí en el tiempo

Huitzilopoxtli, el dios colibrí, fue el más poderoso y temido por los pueblos enemigos de los Aztecas, a quienes condujo en su larga travesía a la “tierra prometida” desde Aztlán (tierra mítica) hasta el Valle de México. Éste era el dios de la guerra, y por eso, cuando los guerreros aztecas morían en batalla, tenían la creencia de que regresarían encarnados en colibríes.

Según Mckeever, los aztecas usaban las plumas del ave en escudos y ropas para sentirse protegidos por sus predecesores guerreros. En la mitología maya, el nacimiento del dios colibrí es extraordinario; de acuerdo con la página del Instituto Nacional de Antropología e Historia, en Coatepec (por Tula Hidalgo) vivía Coatlicue, madre de 400 guerreros llamados surianos, entre ellos una hermana llamada Coyolxauhqui. Coatlicue hacía penitencia y barría diariamente; un día, mientras barría, sobre ella cayó una bola de plumas finas, ésta la recogió y guardó, en ese momento quedó encinta. Los 400 surianos se molestaron tanto que preguntaron “¿quién nos ha hecho esto? Nos afrenta y nos deshonra”. Coyolxauhqui por su parte los incitaba a asesinar a su madre. Coatlicue se enteró, así como Huitzilopoxtli que desde su seno le decía “tranquila, sé lo que tengo qué hacer”.

Los 400 surianos se prepararon para la guerra, liderados por Coyolxauhqui, sin embargo, antes de que pudieran llegar a Coatlicue, el dios colibrí nació convertido en guerrero y a la primera que asesinó fue a Coyolxauhqui, a quien cortó la cabeza; ésta cayó rodando desde una montaña y su cuerpo quedó desmembrado (su imagen puede verse en una piedra redonda en el Templo Mayor de la ciudad de México). En cuanto a los otros; fueron exterminados uno a uno.

Actualmente, la idea del colibrí no difiere mucho de lo que fue en el pasado, ya que según Alfredo García, actualmente la gente sabe que cuando uno de sus familiares fallece, al día siguiente o una semana después un colibrí aparecerá en la casa.

Evento a beneficio

En este primer festival se espera recibir un total de 300 asistentes y los fondos recaudados serán para dos organizaciones. Una de ellas es El Charco del Ingenio; reserva natural que comprende más de 70 hectáreas y alberga plantas nativas (integrada por cactáceas y suculentas mexicanas) y aves. Cuentan con una gran cañada, en la que se encuentra un charco del cual proviene su nombre, además hay una presa que dio origen a varios humedales.

La otra organizacion beneficiada será Audubon de México, una asociación que tiene como visión la protección y apreciación de aves y otros elementos de la naturaleza en San Miguel de Allende y alrededores. La misión de esta institución es conservar, restaurar y proteger los hábitats y recursos naturales en beneficio de las aves, la vida salvaje y la humanidad. Además se preocupa por el futuro de la tierra en general y da la oportunidad de disfrutar y aprender acerca del patrimonio natural.

Programa

El 5 de septiembre se recibirá a los invitados especiales en un evento privado en San Miguel Viejo. Sin embargo el viernes 6 se realizará la inauguración de la exposición de pintura “La amistad y el colibrí” a las 5pm en galería Florencia Riestra, que convocó a seis artistas plásticos para realizar obras con el tema del colibrí. El mismo día, se realizarán recorridos de observación de aves por Audobon.

El mismo día a las 7pm, se inaugurará en el Museo la Esquina (esquina de San Francisco y Núñez) una exposición de 50 máscaras con motivo del colibrí, que según los organizadores, fueron hechas por un cartonero de Celaya; 20 de ellas fueron entregadas a artistas locales y extranjeros para ser intervenidas (decoradas) y estarán a la venta. El dinero recaudado será para el museo.

Las 30 máscaras restantes fueron entregadas, para su decoración a organizaciones que trabajan con niños, como Ojalá Niños, La Biblioteca Pública, Casa Hogar Santa Julia y Centro de Crecimiento. Estas máscaras también estarán a la venta, lo recaudado irá a los programas de esas organizaciones.

La inauguración oficial del festival será el 7 de septiembre a las 9:30am en El Charco del Ingenio y posteriormente se realizarán conferencias simultáneas como ¿Qué puedo hacer yo por los colibríes? A las 10:15am por Sheri Williams, o “Una mirada así El Colibrí” por Rodrigo Rodríguez. Algunas conferencias serán en español y otras en inglés. También se realizarán talleres para niños, así como recorridos de aves guiados por expertos. El costo por día para las conferencias y talleres es de 350 pesos (por adelantado) por día y 700 pesos por los dos días (incluye comidas).

La cena de gala (que incluirá platillos de la región) tiene un costo de 1200 pesos y se realizará el sábado 7 de septiembre a las 7:30pm. Iniciará con una conferencia magistral (corta) por Sheri Williamson y la música de Gil Gutiérrez y Camille García en Z Club, sobre Calzada de la Estación.

Los boletos para los eventos están a la venta en Camino Silvestre, en Correo 46 y Zacateros 46; para mayor información llamar al 152-3918 o envíe un email a info@caminosilvestre.com.mx.

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove