photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Capillas de indios, entre el rescate y el olvido

Por Antonio De Jesús Aguado

Los centros ceremoniales, que se presume serían impactados por la construcción de una autopista, fueron restaurados para iniciar una ruta turística y mostrar su esplendor. Posteriormente cayeron en el olvido, no sólo del gobierno local sino de los nativos y visitantes.

En San Miguel de Allende existen más de 200 capillas de indios o capillas virreinales, pequeñas construcciones religiosas que datan del siglo XVII y XVIII. Estos centros de culto fueron construidos por frailes misioneros para atraer a los indígenas nativos al catolicismo.

Con el tiempo, esas capillas fueron olvidadas, de hecho, la mayoría se encuentran en ruinas. Aunque durante 20 años los gobiernos locales trataron de rehabilitar algunas de ellas, fue hasta la administración 2009-2012 cuando se logró la restauración de seis. En julio de 2011, se anunció la Ruta de Capillas Virreinales como nuevo producto turístico alternativo. En este recorrido, los visitantes podrían admirar la belleza e historia de las capillas guiados por los mismos nativos, quienes tendrían empleos alternos a sus actividades cotidianas y podrían vender algunos de sus productos artesanales en un parador que el mismo gobierno construyó.

El recorrido iba a ser posible en vehículo, por cuenta propia, en bicicleta e incluso en caballos, que los habitantes cercanos a la ruta rentarían. Sin embargo, tan sólo cinco meses después del lanzamiento, y por la falta de turistas, los mismos oriundos decidieron abortar el proyecto.

Para la Ruta de Capillas, también se construyó un parador turístico, en el que los visitantes podían comprar artesanías de la región y comida hecha por mujeres agrupadas en una cooperativa, y aunque los integrantes trataron de mantenerlo abierto, fue imposible, debido a que cocinaban y la comida no se vendía.

Después de dos años, el proyecto no ha sido siquiera arropado por los guías turísticos de la ciudad “quienes deberían ofrecer el producto” informó Édgar Zamudio del Consejo Turístico. Al inicio, la ruta contemplaba la visita de seis capillas con narraciones de la historia y anécdotas de cada una. Anteriormente el costo total era 320 pesos: 160 pesos por transporte, 120 pesos por la explicación de las 6 capillas y 40 pesos por la comida. El precio resulto alto, según Zamudio, motivo por el cual dividieron la ruta en dos y en cada recorrido se incluia la visita de tres capillas a un costo de 220 pesos, sin embargo los resultados no han sido buenos.

Zamudio informó que desde hace tres meses no tiene registros de visitantes a la ruta, que ahora está completamente cerrada y únicamente trabaja por “reservación”. Para visitar las capillas virreinales, los grupos deben ser mínimo de ocho personas. Para mayor información envíe un correo a edgar@visitsanmiguel.travel

En entrevista previa con Atención, Édgar Bautista dijo que el turismo en esta zona  podría incrementarse con la construcción de la autopista Guanajuato-San Miguel de Allende.

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove