photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Un lustro de patrimonio y controversia

Por Antonio De Jesús Aguado

La controversia por el nombramiento del Santuario de Atotonilco y San Miguel de Allende como sitios Patrimonio de la Humanidad comenzó desde antes que se inscribiera la ciudad en la lista de la UNESCO.

La cancelación de la Sanmiguelada fue el primer acto controversial relacionado con lanominación de ciudad patrimonio. Posteriormente surgieron varias situaciones que, según activistas sociales “ponen en riesgo” la designación. Algunos de los casos han sido la posible construcción de un desarrollo habitacional de 8,000 viviendas por la carretera a Dolores cerca de Atotonilco; la apertura de un McDonald’s en el centro histórico; la aparición de un pato gigante en la colonia Allende; y últimamente, la construcción de una autopista que separaría Atotonilco de San Miguel de Allende, cuya construcción se ha dicho que dañaría el patrimonio cultural tangible e intangible. A pesar de los esfuerzos de quienes están en contra, autoridades estatales dijeron que “no hay vuelta a atrás” en el proyecto.


En 2001, la administración en turno fue invitada a una reunión de ciudades patrimonio en Quebec, Canadá. En esa reunión, a través de una asociación civil representada por el actual director de Tránsito Municipal, Eleazar Romero, se entregó una solicitud para inscribir a San Miguel de Allende en la lista de ciudades patrimonio de la UNESCO. La administración 2003-2006 no únicamente dio seguimiento al proyecto, sino que agregó en la petición al Santuario de Jesús Nazareno de Atotonilco. El 7 de Julio de 2008, la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) aceptó la solicitud distinguiendo a San Miguel y al Santuario con el nombramiento solicitado. El diputado local Oscar Arroyo (quien era presidente municipal en 2001) dijo que a partir de esta insignia, de acuerdo a las estadísticas, San Miguel ha ganado posición internacional en materia de turismo y agregó que “si hay turismo, todos los guanajuatenses se ven beneficiados”.

Édgar Bautista, director de Desarrollo Urbano del municipio comentó que a partir de este nombramiento, San Miguel ha conseguido mayor reconocimiento internacional del que tenía sólo como ciudad turística emblemática. También dijo que ha ganado que las costumbres que pudieran estarse perdiendo se rescaten y se refuercen las existentes, ya que parte de este logro fue por las costumbres y tradiciones que tiene la ciudad.

Casos polémicos

El 23 de mayo de 2007, con la intención de que San Miguel de Allende fuera distinguida con el nombramiento, se tomó la decisión de cancelar la Sanmiguelada (encierro tipo Pamplona en las calles del centro histórico) celebrado desde 1973. Además hubo otros motivos para cancelarla como la falta de seguridad para los participantes, que ya rebasaba  los 30,000. Ello causó descontento en la industria turística, porque era uno de los fines de semana en que se generaba una derrama económica significativa. Sin embargo, después de varias propuestas, análisis de proyectos y consultas a la ciudadanía en 2009-2012, se  mantuvo la suspensión del evento.

El 16 de diciembre de 2011 el Ayuntamiento aprobó un cambio de uso de suelo, de forestal a habitacional, para la construcción de un desarrollo de 8,000 viviendas. Inmediatamente varias organizaciones se opusieron pues, dijeron, que ese desarrollo era un atentado a la salud de San Miguel porque aumentaría su población en 40,000 habitantes, esto afectaría lo económico, político, cultural, social y ecológico. Este proyecto además impactaría una zona paleontológica con más de 80 millones de años de antigüedad. Más tarde, el Ayuntamiento canceló la licencia de uso de suelo y la administración enfrenta un problema legal aún sin resolver.

Aunque el tema no se ventiló hasta 2011, a mitad de 2010 emergió el pato gigante de la colonia Allende, que otra vez “ponía en riesgo” la designación de la ciudad. Afirmación que fue negada a este medio por Francisco Vidargas, representante del INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia) quien aclaró que la estructura no afectaba ningún edificio histórico y por lo tanto  no ponía en riesgo el nombramiento. Actualmente es un caso legal en proceso.

Otro hecho relacionado fue la posible apertura de un McDonald’s en Canal 16, que en julio de 2011 recibió del municipio su licencia de construcción y uso de suelo, mismas que fueron canceladas en Noviembre del mismo año debido a protestas de ciudadanos y porque la empresa gestora no fue McDonald’s sino Arcos Sercal Inmobiliaria, misma que no indicó que se trataba de una franquicia y este tipo de negocios están prohibidos en el centro histórico. Es un caso legal en proceso.

El caso actual “no tendrá más modificaciones”

La construcción de la autopista Guanajuato-San Miguel de Allende fue anunciada desde 2010. En 2012, activistas sociales y habitantes de las comunidades de Banda, Oaxaca, Cruz del Palmar, entre otras por donde cruzaría la autopista, publicaron una carta en la que alertaban a las autoridades municipales y a la ciudadanía en general sobre el daño que la construcción de esta carretera podría generar. Según la carta, en la zona de impacto surgió la agricultura de la región que dio origen al sedentarismo, con influencia mesoamericana. Estas comunidades tenían sus propias observaciones cósmicas, mitos y ritos proyectados en sitios denominados “coecillos” (pequeñas montañas). En la zona hay también arquitectura civil de la época virreinal, además de una zona declarada como Patrimonio de la Humanidad que podría verse afectada.

Según la carta, se afectarían las reliquias de los humedales del Río San Damian-Laja entre Taboada, Xoté y la Cieneguita, además, la ruta migratoria de la cigüeña americana que en verano visita el norte de la Presa Allende además de la frontera geológica entre Mesoamérica volcánica y Aridoamérica semidesértica.  También se dañaría un área paleontológica “con más de 3000 hectáreas, que es la más grande de Norte América, misma que “explica la evolución de la región desde hace 80 millones de años y alberga fósiles de hace 50 millones de años”.

Actualmente se ha dicho que esta construcción también pone en peligro el nombramiento de San Miguel y Atotonilco como patrimonio cultural, debido a que divide estos dos sitios e impacta los usos y costumbres de las personas en comunidades cercanas.

Arturo Durán, secretario de Obra Pública del Estado dijo que el proyecto ya está autorizado y no habrá más modificaciones. Dijo que no causará daño al patrimonio de la ciudad porque están cuidando el trazo del proyecto, tratando de no dañar a las comunidades indígenas. Además comentó que se están teniendo reuniones con el INAH Guanajuato, quienes sugirieron hacer estudios sociales, mismos que se realizarán. Aunque agregó “cualquier proyecto va a impactar pero trataremos de dañar lo menos posible”.  El proyecto de la autopista es turístico, según Durán, y conectará a San Miguel de Allende, Dolores y Guanajuato. Invitó a quienes estén en contra de la construcción a sumarse al proyecto y tener mesas de diálogo para escuchar sus propuestas.

La construcción de esta carretera, que contará con 70.5 kilómetros de longitud y 12 metros de anchose licitó el 2 de julio de este año, para iniciar su construcción en enero de 2014 y comenzaría a dar servicio en 2016.

 

Por su parte, Edgar Bautista, director de Desarrollo Urbano informó que el gobierno municipal está preparado para la crítica social que este proyecto pueda generar, sin embargo dijo, el gobierno responderá lo que le corresponda, ya que es un proyecto estatal. Además remarcó que no está en peligro la insignia de Ciudad Patrimonio.

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove