Para cuidar el agua, necesario cambiar cultivos y actividades

By Muriel Bevilacqua Logan

El primer Diálogo del Agua de la campaña de sensibilización y conservación AguaVida SMA se celebró el pasado martes 28 de mayo en la Universidad de León, plantel San Miguel. Un grupo de ciudadanos y estudiantes interesados  en el tema del agua estuvieron de acuerdo en que se requiere de un mayor  acercamiento  con expertos académicos, operadores y  autoridades competentes para entender  las medidas  que se están tomando y hacer frente a la situación del recurso hídrico en la región. Una detallada y concisa conferencia a cargo del Dr. Juan Manuel Huerta Tolis despertó la  participación del público conducido por Agustín Madrigal, Director de Salvemos al Río Laja, AC,  organización medioambiental local.

El Dr. Huerta es un reconocido y experimentado profesor  de Ingeniería Eléctrica de la Universidad Northeastern en Boston y del programa de posgrado en ingeniería en el Instituto Tecnológico de Monterrey, así como asesor del Instituto de Estadística, Geografía e Información de México, INEGI. También es asesor de los principales departamentos y comisiones de ambos países, entre ellos la Comisión Nacional del Agua, Comisión Estatal del Agua de Guanajuato (CEAG) y el Climate Reality Project.

El conferencista  señaló que  las Leyes Nacionales del  Agua  establecen claramente que el consumo humano tiene que ser la prioridad número uno. Afirmó que, en vista del déficit del agua que enfrentamos, tenemos que cambiar nuestros cultivos y actividades. En otra de las zonas más áridas de México, como la Cuenca de la Laguna  en Durango, ya han tenido que designar el agua de una presa importante  al consumo exclusivo humano  y no agrícola, a pesar de que la gran industria lechera Lala depende de la alfalfa para la alimentación de las vacas. La importación de la alfalfa será inevitable y en consecuencia habrá aumento en el precio de la leche. Pero no hay otra opción ya que el recurso agua para el consumo humano tiene la prioridad. Según Huerta, nuestros acuíferos y cuencas hidrográficas son las más estudiadas en México a partir de modelos académicos complejos. En consecuencia, hay mucha información acerca de la reducida cantidad y calidad del agua de los pozos debido a la concentración de minerales en los bajos niveles restantes del acuífero. Lo que a menudo falta es una comprensión de las complejas interrelaciones entre demografía,  agricultura, el uso del agua en las ciudades y zonas rurales, la industria, la sobreexplotación y  contaminación de las aguas superficiales y subterráneas de la región.  Lo que procede ahora es el desarrollo de una visión integrada de la gestión y protección de nuestros  cada vez más reducidos recursos hídricos.

En la zona sur de Guanajuato, con el mayor desarrollo agrícola  y la  mayor agroindustria, muchos pozos  están secos en ciertas temporadas. En Comonfort las familias se ven obligadas  a cambiar sus actividades productivas cuando  los pozos  no tienen agua. Asimismo, en varias  zonas se han detectado niveles importantes de fluoruro, arsénico y un Ph inadecuado.  En el norte del  estado, algunas zonas han  dejado  de usar agua de pozo para riego agrícola por un exceso de sodio.

Huerta explicó que la mayor parte de los recursos hídricos en México se encuentran por debajo de los 800 metros sobre el nivel del mar, mientras que la mayoría de la población vive arriba de los 800 metros. Asimismo, el agua de la superficie se ha reducido drásticamente por el cambio de los patrones climáticos, con cortos períodos de fuertes lluvias seguidas por largos periodos sin lluvia además de patrones  cada vez más irregulares. En consecuencia, la manera de gestionar el agua de la superficie debe cambiar, dijo el Huerta. Ya no podemos construir grandes presas cuando carecemos de estadísticas sólidas sobre largos periodos de lluvia.

El próximo 25 de junio en la Universidad de León, campus San Miguel de Allende (Insurgentes 1) de 5-7pm,  el Diálogo de Agua contará con la presencia del experto científico Dr. Juan Morales-Malacara del Centro de Geociencias de la UNAM en Querétaro, entre otras autoridades  que abordarán  el problema de la desertificación y su impacto en las comunidades rurales y actividad agrícola, además de la pérdida de suelos y ecosistemas, afectando a la flora y la fauna local. Para registrarse en la lista de correos y conocer más sobre la  campaña  AguaVida, visite la página web, www.aguavidasma.org.

 

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg  photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove