Fiesta Charra y Fiesta Brava: Patrimonio Cultural de la Humanidad

Por Jade Arroyo

Las corridas de toros y los eventos de la tradicional charrería fueron declarados por el gobierno del estado como Patrimonio Cultural Intangible del Estado de Guanajuato.

Esta iniciativa fue impulsada y promovida por los Centros Taurinos de León e Irapuato, la Asociación Nacional de Matadores, la Asociación de Criadores de Toros de Lidia, la Unión Mexicana de Subalternos, entre otras instituciones charras y taurinas.

El decreto, firmado por el gobernador Miguel Márquez Márquez, declara el carácter cultural, histórico, social, económico y ecológico de la llamada fiesta brava y de la charrería.

“La fiesta brava y la charrería han estado presentes a lo largo de la historia de Guanajuato, por ello se constituyen como Patrimonio Intangible de acuerdo con la Ley del Patrimonio Cultural de Guanajuato”, señaló el gobierno estatal en un comunicado.

Un comité especial tendrá a su cargo la identificación, documentación, investigación, preservación, protección, promoción, valoración y transmisión de la tauromaquia, agregó el boletín. El territorio guanajuatense ha sido y es asiento de innumerables tradiciones, además de contar con 32 ganaderías, transformándolo así, en una fuente insustituible de trabajo y de economía por ser el segundo estado a nivel nacional en este campo. Guanajuato es el quinto estado del país en proteger y cuidar estas dos actividades, junto a Aguascalientes, Tlaxcala, Hidalgo y Querétaro.

Cultura charra y taurina en San Miguel

Es parte intrínseca de la identidad de la zona: es folclore, tradición, estilo de vida, costumbres, historia, mitos y creencias. En la Fiesta Charra y la cultura taurina, confluyen elementos económicos, turísticos y ambientales que, a lo largo de casi quinientos años, ha beneficiado -y sigue haciéndolo-, a una gran cantidad de ciudadanos guanajuatenses que se dedican a la ganadería, comercio, industria, turismo, empleos, artesanías, esparcimiento.

Es así como la charrería se constituye en una palanca de desarrollo, respecto al turismo en Guanajuato por la dinámica que generan sus congresos, convenciones y eventos de trascendencia nacional; antes, después y durante las fiestas de charrería, los espectadores contribuyen a los ingresos de hoteles, restaurantes y bares.

Al respecto, el diputado Oscar Arroyo dio su opinión: “Pienso que nombrar estas tradiciones Patrimonio es una decisión acertada. La fiesta charra es el deporte nacional por excelencia. Es parte de nuestras raíces, y lo que nos identifica como mexicanos”

Invitó al público a conocer y acercarse a esta cultura. “En San Miguel tenemos varios lienzos charros, uno es publico donde se realizan bastantes charreadas y hay otros privados. La Mesa Directiva de Charros esta abierta y esta en la Salida a Celaya (a un lado de la Unidad Deportiva), ahí puede ir toda la gente interesada para saber como, cuando y donde se llevan a cabo. La Plaza Oriente (Recreo 52) es el único lugar donde hay corridas de toros; foro de matadores de gran prestigio nacional e internacional.

 

Oposición a la tauromaquia

También esta la otra cara de la moneda; hay activistas sociales quienes piden el cese de esta tradición, bajo el argumento de la crueldad contra los animales.

Respecto a la oposición a la tauromaquia, Oscar Arroyo expresó su respeto por la diversidad de opiniones, pero dijo que todavía no es conveniente prohibir las corridas de toros, debido al beneficio económico derivado de esta actividad y además remarcó que él como representante debe respetar la voluntad de la mayoría de la gente; actualmente la mayoría de la población apoya la cultura de los toros y la charreara. “Había una iniciativa para prohibir las corridas toros, afortunadamente no fue aprobada: una de ellas es la cuestión económica. Como saben la derrama económica devenida de la fiesta charra y brava es fundamental para el desarrollo de la ciudad, y nos beneficia a todos: hoteles, restaurantes, negocios, etc. La cultura de los mexicanos tal vez vaya en otro sentido en el futuro, y puede ser que tengamos que legislar al respecto; no sabemos como evolucionará la opinión de la gente, pero por lo pronto no aplica una prohibición según la voluntad de la gente”.

Mientras que aquí en el centro del país, se destaca el valor cultural de la tauromaquia, en Sonora, al norte del país, el Congreso del Estado aprobó por unanimidad una ley de protección a los animales que prohíbe las corridas de toros. Esta ley excluyó de la prohibición a las peleas de gallos, las charreadas y los jaripeos, con la exigencia de que cumplan con los reglamentos de las autoridades municipales. Es la primera vez que se logra prohibir las corridas en México.

Comments are closed

 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg
 photo RSMAtnWebAdRed13.jpg  photo RSMAtnWebAdRed13.jpg

Photo Gallery

Log in | Designed by Gabfire themes All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove